Nos quedan pocas horas en Viena y decidimos irnos del anillo (el centro de Viena), para visitar algunos monumentos de interés.
Una característica de esta ciudad que me ha impresionado es la belleza de sus edificios, la grandeza de sus palacios y la elegancia en general de su arquitectura. Si eres un aficionado a la misma, has venido a la ciudad perfecta.
En la elegante avenida circular que rodea el centro de Viena, la ringstrasse, se encuentran una serie de edificios que no hay que perderse si estás en Viena como el Ayuntamiento, el Parlamento, el Palacio de Hofburg o los distintos museos que hay por la zona.

Palacio imperial de Hofburg
El Palacio imperial de Hofburg iluminado.

El Parlamento Austríaco es uno de los grandes edificios que merecen ser vistos en esta zona. Por su importancia, grandeza y belleza. En el centro, una colosal estatua con la diosa Atenea domina la entrada y representa el cumplimiento de los ideales griegos de la Democracia. Se puede visitar a un precio razonable ( 4 euros).

 ringstrasse
parlamento viena

Muy cerca vemos el Ayuntamiento o Rathaus, un precioso edificio de estilo neogótico del siglo XIX con 5 espigadas torres. La más alta está coronada por Rathausmann, la estatua dorada símbolo de Viena. Justo delante han montado una enorme pista de hielo y puestos con comida y bebida para mitigar el frío existente ( de hecho acaba de caer una nevada). El lugar está tremendamente animado: parejas, grupos de amigos y  familias patinan con el ayuntamiento iluminado de fondo. La estampa es bellísima.
Nos damos una vuelta por los puestos de comida y decidimos tomar unos riquísimos crepes con chocolate ( 4 euros) ya que lo de patinar no me convence demasiado( sobre todo viendo lo bien que patina la gente de aquí y lo torpe que soy yo).

Ayuntamiento de viena o Rathaus
Rathaus

A pesar del frío seguimos andando y llegamos hasta el Palacio imperial de Hofburg, antigua residencia de los Habsburgo y actual residencia del primer ministro. Compuesto por 12 edificios y unos preciosos jardines, es un complejo que impresiona por su grandeza y elegancia. Podemos encontrar, entre otros, el Museo de la emperatriz Sisí,  la escuela española de equitación o la biblioteca Nacional. Nosotros, al ser algo tarde, nos conformamos con algunas fotos exteriores. Una lástima porque a plena luz del día me hubiera gustado admirar este impresionante conjunto palaciego.

Plano del Hofburg
Plano del Hofburg tomada de http://hofburg.wien.info/
Palacio de Hofburg
Vista del Palacio de Hofburg
Palacio de Hofburg

Nos vamos de allí, además de con mucho frío, con la sensación de que a esta dinastía le fue bastante bien….

Después decidimos irnos a la zona conocida como Gürtel, un segundo anillo que rodea la ciudad, ya que he leído que hay mucho ambiente, locales que ofrecen música en directo y bares de todo tipo. Después de un buen rato de metro llegamos y no hay apenas nadie. Es domingo y casi todos los garitos están cerrados. De todos modos, bajo el metro U6 hay algunos bares abiertos y ya que hemos llegado hasta aquí, nos tomamos una copa y descansamos las piernas.

metro de viena
Curioso aseo en el metro cerca de la Ópera: con música clasica, claro.

Desilusionados y sin la música en directo que buscábamos, nos volvemos en metro hacia Stephanplatz. Por la zona hay mucha oferta gastronómica y acabaremos en un restaurante Italiano, Casa Romana, cercano a 15 euros por persona. Bien sin más. ´

Para terminar de rematar la escapada volvemos de nuevo al ” Triángulo de las Bermudas” y entramos en Casablanca, un pequeño local superambientado con música en directo . Los demás locales están semi vacios y nuestro cuerpo va notando el cansancio.

Stephanplatz

Y muy a nuestro pesar nos retiramos a descansar unas horas a nuestro estupendo hotel, el Am Stephamplatz junto a la Catedral de San Esteban. Toca madrugón y vuelta y casa, que le vamos a hacer.

La escapada ha sido muy fructífera, intensa y agotadora a la vez. Esto de visitar en pocos días una ciudad es muy cansado ya que requiere planificación y un alto ritmo para ver lo máximo posible. A pesar de perdernos muchas visitas ha valido la pena disfrutar de esta bellísima ciudad, pasear por sus calles, admirar su elegante arquitectura y disfrutar de su animado ambiente. Todo está en orden y funciona a la perfección y la amabilidad de la gente me ha impresionado. Sin duda  es una ciudad que hay ver, al menos, una vez en la vida.

malaga desde el aire
Málaga desde el aire
Más fotos e información sobre viajes en Facebook y Twitter. ¡Hazte seguidor!

Datos de interés

Palacio imperial de Hofburg. Michaelerkuppel. Horario: de 9 a 17:30 horas de lunes a domingo. 9,90 € adultos y 4,90 € para niños de 6 a 18 años
Parlamento Austríaco. Dr Karl Renner Ring, 3. Hay posibilidad de visitas guiadas por 4 euros.
Rathaus o Ayuntamiento.  Friedrich-Schmidt-Platz 1. Gratuito. Visitas guiadas los Lunes, Miércoles, viernes a las 13 horas.
Museo Albertina. Albertinaplatz 1. Abierto todos los días de 10:00 – 19:00 horas. 9,50 euros.
Pizzería Casa Romana. Rotenturmstrasse 17. 15-20 euros por persona.
Pub Casablanca. Kleine Sperlgasse 8, junto al metro de Schwedenplatz ( triángulo de las Bermudas). Buena música en directo y ambiente a tope.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...