Viaje a Tailandia:Día 5. Chiang Rai y Triángulo de Oro

Nuestro vuelo hacia Chiang Rai sale a las 9 así que nos recoge nuestra guía Ho en el hotel a las 6:45 de la mañana. Facturamos y nos despedimos de ella. Nos vamos en Boeing 737 con la Thai y el vuelo dura 1 hora y 20 minutos.( Podeis visitar seatguru.com para saber más sobre aviones y su distribución). Todo perfecto. Al llegar nos está esperando nuestro guía para el circuito del norte, Jon.
Si queréis contratar por vuesta cuenta las excursiones por el norte, visita http://www.viajetailandia.com/, agencia con guías de habla hispana con muy buena reputación, sobre todo su guía Nong.

Nos sorprende ver tanto verde y que no haya ruido como en Bangkok. Aquí se respira de maravilla. Nos explica un poco como será el día y partimos hacia Mae Sai, pequeña población en la frontera con Birmania. De allí al triángulo de oro, frontera de 3 países: Tailandia, Laos y Birmania.

De camino paramos en un templo de la zona con más de 200 monos en libertad. Nos dan unos cuencos con cacahutes para que se los demos. Al poco a una chica de nuestro grupo le muerde uno en la pierna. Se acabó lo de los monos para todos. El susto es enorme y al final del día le pondrán la antirrábica en un hospital( y 4 dosís más en un mes).
Así que cuidado con los monitos que son muy graciosos pero imprevisibles.


Mae Sai, la ciudad más al norte de Tailandia

La ciudad es pequeñita y tiene un animado mercadillo en donde venden de todo. También es curioso ver a la gente cruzando la frontera con sus motos cargadas de productos. Nuestro guía nos dice que no compremos nada, que las imitaciones son muy malas. Se ve bastante pobreza por los alrededores y la gente cruza la frontera ya que en Birmania la cosa está peor. Un militar con su metralleta nos mira con desdén mientras no quita ojo al otro lado del río. Aburrido, se sienta cerca nuestra y se dedica a lanzar piedras con un tirachinas hacia Myanmar ( será lo único que puede lanzar, de momento).
A la 13:00 nos llevan a comer a un resturante precioso rodeado de vegetación. Comemos muy bien y seguimos nuestro camino.


Flores de Jabón ( regalos económicos y abultan poco..)

El Triángulo de oro es un área inmensa que abarca partes de Tailandia, Laos y Myanmar( Birmania). Siempre ha estado relacionado con el cultivo del opio y la heroína pero, según nos cuentan, ahora hay en Tailandia otras plantaciones más saludables( no así en los otros países).


El verde paisaje es maravilloso y podemos contemplar el gran río Mekong. Las vistas desde el mirador son magníficas y te puedes pasar allí un buen rato admirando la grandiosidad del lugar. Nosotros ascendimos unas largas escaleras para ver los restos de lo que fue un templo, destruido por los Birmanos.

También vemos el Wat Phra That Pha Khao, templo magnificamente situado en la cima de una montaña y que ofrece buenas vistas de los alrededores y de la ciudad de Chiang Saen, una de las ciudades más antiguas de Tailandia.

Después de ver algunas imágenes de Buda descendemos por una escalinata espléndidamente decorada con dos serpientes de 4 cabezas.


La escalera que baja del templo

Una vez abajo vemos otro buda que sacan por el río en procesión y vemos de nuevo el río Mekong. Hay lanchas que te llevan a dar un paseo por el río por unos 600 baths. Cambio dinero a 52.75 por euro ( de lo mejor que encontré en todo mi viaje) y nos vamos andando a visitar el museo del Opio.


El museo no tiene mucho que ver. Te cuentan la historia de la zona, cómo se cultiva el opio y el proceso de elaboración de la heroína. También cuentan como han erradicado el cultivo del opio y lo que ocurre si lo cultivas.


Adormideras

Tiene su correspondiente tienda en la que compré una pipa de fumar muy chula por 75 baths( sólo de recuerdo).

A las 4 y media nos dirigimos a Chiang Rai. En esta ciudad se respira un ambiente mucho más relajado que en la capital, tiene un mercadillo nocturno y la zona es ideal para practicar trekking. Desde aquí se organizan excursiones de senderismo con guías que se adentran en la selva.

Llegamos a la ciudad y nos bajamos en una plaza. Allí nos esperan en Trishaws, bicicletas para llevar a un pasajero, para darnos un paseo hasta el hotel. Es un transporte típico de aquí en donde sólo cabe una persona.

Trishaw

Puestos de verduras


Vendiendo en la aceras


LLegando al hotel en nuestro transporte.

Después de 15 minutos de agradable paseo llegamos a nuestro hotel, Wiang Inn. Esta es mi crítica en Tripadvisor:

Este fue uno de los hoteles de nuestro circuito por Tailandia. No tiene ningún lujo pero para una noche que estuvimos fue suficiente. Las habitaciones no son muy grandes pero son cómodas. Están un poco trilladas, creo que les vendría bien una reforma. El baño era un poco antiguo y había algunos pequeños desperfectos (bañera cascada, puerta con muchos picotazos). La recepción está bien y tienen un bar con música en directo por las noches( ¡la simpática cantante se atrevió con aserejé y que viva españa!). El desayuno fue variado así como la comida del restaurante. Tiene también un bar karaoke, piscina y acceso a internet no muy caro. Para pasar poco tiempo está bien pero fue el hotel más normalito de todos los que estuvimos en Tailandia. Correcto sin más.
Este miembro de TripAdvisor:
Me gustó — Cerca del mercado nocturno
No me gustó — Habitaciones un poco viejas


Algunas fotos del Wiann Inn

Una vez instalados decidimos descansar un rato hasta la hora de la cena, que será en el mismo hotel. Buffet libre con comida oriental y occidental .Como en todo el circuito, las bebidas no están incluidas.
Después de la cena decidimos quedarnos en el hotel ya que no llevamos tratamiento contra la malaria y los mosquitos por aquí son peligrosos. Aunque los demás del grupo salieron sin ninguna precaución, preferimos no arriesgar.
Mandamos unos emails desde el hotel ( 1 hora de internet no muy caro para ser un hotel). Nos tomamos unos Mai Thais y a dormir.
De momento el Norte nos está encantando, y lo que nos espera será aún mejor….

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aun no hay comentarios

Escribe un comentario