Primeras impresiones de un sorprendente viaje a Bucarest

Sorpresa y de las grandes me he llevado en mi reciente viaje a Bucarest, donde como sabéis he ido invitado junto a un grupo de 30 blogueros de viaje internacionales y rumanos y cuyo objetivo ha sido asistir a un congreso de turismo, además de darnos unas pinceladas de lo que la ciudad ofrece. Primero me sorprendo conmigo mismo y con mis ideas preconcebidas ( no hay nada peor que los prejuicios) porque después de tantos años viajando, el viaje me ha vuelto a dar una lección. Mi idea de Rumania y de los rumanos era muy errónea, la típica que todos tenemos en mente y que no los deja precisamente en buen lugar pero nada más lejos de la realidad, al menos en lo que se refiere a la capital, donde me he sentido seguro, arropado y muy a gusto. Por eso, antes de hablaros en el blog de las experiencias que he vivido, de lo que visto o lo que he comido por la capital rumana, le debo una disculpa a Bucarest en forma de artículo. Espero que me perdone porque realmente he descubierto una ciudad que no me esperaba, vibrante, entusiasta, amigable, segura y con un futuro turístico más que prometedor.

parlamento rumano

Palacio del Parlamento Rumano

Todo empezó cuando me enteré que estaban organizando un viaje para blogueros a Rumania y aceptaban solicitudes. Les mandé los números del blog y al cabo de un tiempo confirmaron mi asistencia al evento, que consistiría en un congreso de turismo digital y conocer un poco la capital rumana. Desde el primer momento me gustó la idea ya que visitar una ciudad tan desconocida para mi como Bucarest suponía un reto. Sabía bien poco de Rumania más allá de Dracula o transilvania y para colmo solo leía cosas negativas de la ciudad, cosa que igual me han beneficiado ya que llevar expectativas altas no suele ser nada bueno. Bajo el hashtag de #enjoybucharest hemos pasado unos días estupendos, llenos de buena onda y de sorpresas. Asi a bote pronto os cuento mis impresiones sobre Bucarest, una ciudad que seguro volveré a visitar…

Los bloggers de #enjoybucharest. foto de Dragos Asaftei.

Los bloggers de #enjoybucharest. foto de Dragos Asaftei.

– Sobre Bucarest

He de decir que me no esperaba mucho y quizás eso ha hecho que al final la impresión haya sido más que positiva, aunque también cuenta ir con gente que conoce la ciudad y que te lleva a los mejores sitios. Bucarest no se puede comparar con grandes capitales europeas que para mi son preciosas ( París, Estocolmo, Praga..) pero esa belleza la suple con otras cualidades que la hacen especial, y con un aire añejo y decadente que me encanta. Bucarest me ha sorprendido por su arquitectura, que mezcla opulentos palacios con edificios de corte comunista bien entrados en años. De hecho aquí está el segundo edificio administrativo más grande del mundo del mundo después del Pentágono, el Parlamento Rumano. Su casco antiguo no es muy grande pero tiene encanto, está siempre animadísimo, tiene rincones que sorprenden, bloques en un estado algo ruinoso o edificios históricos de la historia rumana ( caos arquitectónico lo llamaría yo). Pero se nota que quieren hacer del centro histórico algo destacado. Pasear por sus calles y pulsar el ambiente es un must que hay que hacer.

Interior Parlamento Rumano

Interior Parlamento Rumano

calles bucarest

Bucarest me ha sorprendido por su seguridad, algo que dudaba antes de mi llegada pero de un plumazo se disiparon mis dudas. Pasear por su su casco histórico de día o de noche no es problema y la sensación de seguridad es total. Una charla casual con Dumistrescu, ex jugador de fútbol del Sevilla, me sirvió para confirmarme que las autoridades se están tomando muy en serio la seguridad de la ciudad y esa mano inflexible me dice que se está notando. Imagino que habrá barrios no tan seguros, como en todas las ciudades de este mundo, pero donde se puede mover un turista no vi problema alguno. edificio bucarest

Bucarest me ha sorprendido por su historia más reciente, que como todos sabéis se tradujo en una sangrienta revolución en 1989 que supuso el final del régimen estalinista de Nicolae Ceaușescu, su lider durante más de 25 años que acabó fusilado junto a sus esposa. Escuchar detalles de esos convulsos días en la plaza donde todo ocurrió te pone los pelos de punta y no sería mala idea que la oficina de turismo de la ciudad organizase ( ignoro si lo hace ya) un tour para visitantes por esos lugares históricos de la revolución. La historia ni se puede, ni se debe olvidar.

Habitación del Palacio Otroceni

Habitación del Palacio Otroceni

Bucarest también me ha sorprendido por sus precios bajos, lo cual la sitúa en una muy buena posición para que el turista venga aquí gaste mucho menos que en su país de origen. Una cerveza ronda los 5-10 leus, que viene a ser entre 1 y 2 euros, dependiendo del local. Comer en un buen restaurante te pude salir por unos 12-15 euros, lo cual es una alegría para tu bolsillo y algo a tener muy en cuenta cuando miramos donde hacer una escapada. 

El encantador pasaje villacrosse.

El encantador pasaje villacrosse.

También me ha sorprendido la importancia de la cultura y los movimientos que existen para promoverla, y es que solo hay que ver la cantidad de librerías que he encontrado por las calles y lo mucho que la gente lee aquí. De hecho creo que visitamos la librería más bonita que he visto nunca, Carturesti Carusel

La preciosa Carturesti Carusel

La preciosa Carturesti Carusel

– Sobre su gente

Me ha sorprendido la hospitalidad de su gente, las ganas de hacernos sentir bien y de mostrarnos lo mejor de su ciudad. La calidad humana y amabilidad de esta gente también me ha llamado la atención, a pesar de estar en una gran capital donde como ya sabemos, la gente va un poco más a su aire ( no me quiero imaginar como serán en las zonas rurales). He conocido a gente amable, simpática y cercana, que para mi es algo muy importante cuando viajo. Por cierto, también me ha sorprendido la cantidad de gente que entiende y habla el castellano, lo cual es una ventaja si no se maneja el inglés.mujer bucarestgente de bucarest

He visto gente joven, bien preparada, entusiasta y con ganas de hacer de Rumania un país mejor ( eso no quita que también haya gente en el polo opuesto), deseando mostrarnos la mejor imagen que hay de su ciudad y bien orgullosos de ella que están. No hay mejor punto de partida para ir creciendo y mejorando como país por lo que le auguro un buen futuro turístico a Rumania, si es que no es ya una realidad. También he visto gente humilde, pero no más que en cualquier otra ciudad europea.

Con algunos bloggers y Simona Halep, la 3 del tenis mundial.

Con algunos bloggers y Simona Halep, la número 3 del tenis mundial. Foto: Dragos Asaftei.

– Sobre su ambiente nocturno

Después de conocer la noche de Bucarest puedo afirmar que ya querrían muchas ciudades europeas tener el ambiente nocturno que tiene el casco antiguo de Bucarest, ambientado casi cualquier día de la semana. Aquí gusta la fiesta, salir de marcha y divertirse y por el centro histórico hay repartidos multitud de bares, pub y clubs donde pasar un buen rato. Y si te alejas un poco del casco histórico, es donde se encuentran los mejores clubs o discotecas.

Mucha fiesta en Bucarest. Foto de Alin Popescu.

Mucha fiesta en Bucarest. Foto: Alin Popescu.

– Sobre la gastronomia

Iba un poco reticente en cuanto a la gastronomía porque ignoraba por completo lo que aquí se come, aunque imaginaba que sería contundente. Y así es, comida muy variada con influencias de paises vecinos como Bulgaria, Alemania o los balcanes. La carne es el plato estrella, casi siempre acompañada de mămăligă, una especie de puré hecho con harina de maiz. Las sopas que he probado, caloríficas todas ellas, me han encantado y se suelen comer con un pequeño pimiento picante. Los postres y los dulces son muy visuales y son fáciles de encontrar por todo Bucarest. En fín, que la comida me ha parecido bastante correcta, muy contundente y a buen precio. postres rumanossopa rumanagastronomia rumana

Lo que + de #enjoybucharest

– La grandeza de la gente.

– El hotelazo Intercontinental Bucarest.

– El ambiente nocturno de la ciudad.

– Sus opulentos palacios y su casco histórico. iglesia bucarest

Lo que – de #enjoybucharest

– Se me han escapado muchas cosas por ver de la ciudad: museos, otros barrios, pasear más. Tengo que volver con más tiempo.

– Haber tenido más días para descubrir el país, con zonas tan interesantes como Transilvania, Bucovina y sus monasterios o la costa del mar negro.

– El empecinamiento en algunos lugares donde no te dejan hacer fotos.

 Vlad el emperador, más conocido como Drácula

Restos de la fortaleza de Vlad el emperador, más conocido como Drácula

Para acabar tengo que dar las gracias a los organizadores de este viaje ( Cezar Dumitru, Toma Nicolau y Alex Filip) y a los sponsors que han hecho posible este sorprendente viaje a la capital de Rumania:

Blue air, la aerolínea de bajo coste que ofrece vuelos directos desde Madrid, Barcelona, Valencia y Málaga.

Hotel Intercontinental, el mejor hotel de la ciudad donde el lujo y la comodidad se dan la mano. intercontinental bucarest

Jacuzzi en la planta 22 del intercontinental

Jacuzzi en la planta 22 del intercontinental

CDI transport, que nos ha llevado de un lado para otro sin fallar en ningún momento.

– Los restaurantes que hemos visitado ( ya hablaremos de The Harbour, Calif, Hanul Manuc y Jorney Pub), Stejarii country club, un lujoso club deportivo con spa, Dent Estet ( ¡el turismo dental tiene futuro!) y Noblesse Palace, un precioso palacete donde cenamos una noche.

spa de Stejarii country club

spa de Stejarii country club

No soy adivino ni tengo cualidades para ver el futuro pero me parece que Bucarest tiene un tremendo potencial turístico que deben aprovechar, sobre todo si siguen haciendo las cosas bien en materia de turismo. Creo que va a ser una capital muy a tener en cuenta en un futuro, ideal para ese término tan moderno que se usa ahora: city break. ¡Espero no equivocarme y espero que la descubráis por vosotros mismos, os sorprenderá!. vistas parlamento rumano

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

9 Comentarios

  • Meritxell Beltrán 21 abril, 2015

    Fran,
    Pues no tiene nada de mala pinta Bucarest. :)
    Espero todas entradas para decidirme a visitarla :)
    Un abrazo viajero

    Respond
    • Fran Soler 29 abril, 2015

      A mi me ha sorprendido Meritxell, siempre sabiendo que no es Paris u otra ciudad bonita de europa… un saludo

      Respond
  • Jorge turismo 21 abril, 2015

    Dicen que Bucarest es muy bonita, la gran escondida. Habrá que ir de fiesta y al centro…

    Respond
    • Fran Soler 29 abril, 2015

      Si te gusta la marchas nocturna no le des más vueltas Jorge….. Un saludo

      Respond
  • silvia 24 abril, 2015

    Que bien pinta Bucarest!! no es una ciudad que tuviese en mi lista de imprescindibles pero parece que tiene muchas posibilidades, gracias por descubrírmela :)

    ¡Saludos!

    Respond
    • Fran Soler 29 abril, 2015

      Lo imp. es no llevar expectativas muy altas Silvia, para este y para cualquier destino. Si te lo imaginas demasiado bien puede decepcionarte. Bucarest tiene su aquel y sorprende mucho!! un saludo

      Respond
  • Marjorie 26 abril, 2015

    Bucarest no estaba entre mis futuros destinos pero después de tus recomendaciones tendré que modificar la lista.
    Saludos

    Respond
    • Fran Soler 29 abril, 2015

      Marjoire, la verdad es que tanto la capital, que me ha sorprendido, como el país, que estoy loco por descubrirlo, tienen un potencial tremendo!!! un saludo

      Respond
  • Álvaro 2 enero, 2016

    Es totalmente cierto todo! A mi me encantó la ciudad. Sabes que no vas a ver Paris, pero eso no quiere decir que sea fea ni mucho menos!!!!
    La mamaliguta es polenta en español, y la verdad es que es lo que menos me gustó de todo lo que comí alli (que para mi tenia un sabor genial)!!

    Respond

Escribe un comentario