Viaje a Finlandia: Porvoo, la ciudad tranquila

Calle de Porvoo

Si hay una ciudad en Finlandia donde el tiempo parece haberse detenido, que trasmite una inmensa paz y tranquilidad  y que guarda toda la esencia del pasado, esa es Porvoo ( Borga en sueco). La segunda ciudad más antigua de Finlandia después de Turku, situada a una hora escasa de Helsinki, es una visita ideal para descubrir el encanto y el relajado ambiente de las ciudades finlandesas.

En nuestro recorrido en coche por el sur de Finlandia, Porvoo fue nuestra primera parada ya que habiamos oido hablar de la gran belleza de su casco histórico, repleto de casitas de madera que datan de la edad media. La imagen de las casitas rojas junto al río, la postal más típica de Porvoo, fue como un imán que nos atrajo desde el primer momento que descubrimos esta ciudad por la red.  

Moverse en coche por el sur Finlandia es fácil ( al menos en verano…) ya que las carreteras son de calidad, los paisajes espectaculares y permite viajar a tu aire sin depender de nadie. Eso sí, alquilar un coche aquí es bastante caro.

Datos de interés 

– Está situada a unos 50 kilómetros al este de Helsinki.

– Es la segunda ciudad más vieja de Finlandia después de Turku.

– Tiene algo más de 48.000 habitantes.

– El primer asentamiento en Porvoo data del siglo XIII.

Imagen de previsualización de YouTube

Que ver/hacer en Porvoo

El casco antiguo de esta ciudad no es grande, ni mucho menos, y en un par de horas se puede recorrer perfectamente. De hecho hay multitud de excursiones diarias que salen de Helsinki tanto por tierra como por mar. A mi entender es un lugar para pasar una mañana o una tarde, no más, a no ser que tengáis mucho tiempo y adoréis la tranquilidad… En la vieja Porvoo ( la zona nueva es otra cosa) podréis caminar por sus empedradas calles e impregnaros de la paz que se respira en el ambiente.

Casco antiguo ( Old Porvoo): un encantador entramado de calles y casas de madera que datan del siglo XVIII. Se pueden ver restaurantes y tiendas de recuerdos y de decoración a lo largo de este pintoresco barrio viejo. Tranquilidad y encanto a raduales. Y si os apetece, la oficina de turismo organiza tours guiados en inglés.

Casas en la ribera del rio: La imagen más famosa de Porvoo son estas casas junto al rio que originariamente se pintaron de rojo para celebrar la llegada del rey sueco Gustavo III. Los antiguos almacenes eran usados para guardar todo tipo de productos y alimentos, y son hoy día uno de los reclamos turísticos de Porvoo.  Sólo por ver esta imagen ya vale la pena venir hasta aquí.

– Catedral: Situada en una colina, en el corazón del casco antiguo, es un edificio simple que se empezó a construir en el siglo XIV y que ha pasado por diferentes vicisitudes, incluidos 5 incendios. La entrada es gratuita.

Museos: La ciudad cuenta con varios museos, entre los que destacan el de Porvoo y el del escritor Runeberg.

En Porvoo se escucha el silencio

Restaurantes y cafés: La ciudad es conocida en todo el sur de Finlandia por su buen gusto y refinamiento, y la restauración es buena prueba de ello ya siempre ha tenido fama de ser ciudad donde se come muy bien. Junto al río hay muchos locales donde poder tomar algo rodeado de tranquilidad pero tengo que confesaros que no pisé local alguno y mi comida aquí se limitó a un picnic ( no siempre puede uno comer de mesa y mantel) a orillas del río contemplando esas casas hipnóticas. ¡Nunca un bocadillo me ha sabido tan bien!

reciclaje en una casa de Porvoo

Compras y más compras: dicen que aquí hay tiendas de decoración con mucho arte, estilo y refinamiento. Ignoro este asunto aunque si es verdad que había bastantes locales relacionados con la decoración. También tiendas de recuerdos, antigüedades, boutiques….Las calles más conocidas son Välikatu y Jokikatu. Para entendernos: los amantes de las compras aquí podrán disfrutar mucho..

Alrededores: visitar la Isla Pellinki para descubrir como viven de la pesca sus cerca de 300 habitantes o la isla Emäsalo, una tranquila isla con casitas donde algunos finlandesdes viene a pasar el verano.

 Si vais a Porvoo os aconsejo que preparéis un picnic, os sentéis en la orilla opuesta y disfrutéis de la hipnótica imagen de las casas de madera junto al rio.

Relax en Porvoo

Resumiendo un poco podemos decir que visitar este vieja ciudad Finlandesa vale mucho la pena ya que sólo pasear por sus calles es de esos momentos que se recuerdan de un viaje. En nuestras retinas se quedará para siempre la idílica estampa de esas casas rojas de madera junto al tranquilo río. Un precioso lugar que me llenó de paz y me recargó de energía para continuar con mi viaje por el sur de este gran país.

Más información

Web Turismo de Porvoo.

Hoteles en Porvoo.

– Más fotos de Porvoo en mi galería de Flickr.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

12 Comentarios

  • Raquel 12 junio, 2012

    Por un momento me ha llegado la tranquilidad de esta ciudad con tanto encanto.
    Preciosas fotos!

    Un saludo

    Respond
    • Fran Soler 13 junio, 2012

      Gracias Raquel, la verdad es que es un lugar de lo más relajado. Muy, muy bonito!! Un saludo

      Respond
  • Mª Angeles Casas 14 junio, 2012

    Qué maravilla. Casi me duermo leyéndote. Y no es que me hayas aburrido, es que me he relajado tanto… Los países nórdicos me llaman la atención especialmente. A ver si recuperamos un poco la economía y se puede hacer un viajecito por allí.
    De momento, gracias por acercárnoslo un poquito.

    Respond
    • Fran Soler 14 junio, 2012

      Muchas gracias Mª Angeles, si te duermes leyéndome no sé si retirarme o ponerme una medalla… A ver si te recuperas y visitas estos países porque merecen mucho la pena. Y en verano se está de lujo!! Un abrazo

      Respond
  • Babyboom 17 junio, 2012

    Estas ciudades son las que me gustan, pequeñitas y con las casas típicas. La verdad es que muchas veces sabe mejor comerte un bocata con un paisaje así que entrar a comer en un restaurante y que te claven un dineral, jejejeje. Un lugar que tengo pendiente!!! Un abrazo. 😉

    Respond
    • Fran Soler 18 junio, 2012

      Hola Babyboom. Pienso como tú. estos lugares pequeñitos guardan toda la esencia de un país y me encantan!! Y un bocata con buenas vistas es un placer que no hay que perderse… y además el bolsillo lo agradece, jaja. Un abrazo

      Respond
  • Cincuentones viajeros 17 junio, 2012

    Magnificas fotos de este paraíso de tranquilidad.
    Saludos.

    Respond
    • Fran Soler 18 junio, 2012

      Muchas gracias cincuentones viajeros, sitios así nos hacen falta para relajarnos con la que está cayendo en España…. Saludos

      Respond
  • Aran 21 junio, 2012

    Sí parece tranquilo el sitio sí! Y muy bonito con esas casitas rojas, yo me iba ahí un par de días a desconectar de todo jejeje.

    Un saludo!

    Respond
  • Fran Soler 21 junio, 2012

    Muy tranquilo Aran, seguro que ibas olvidarte del mundanal ruido…. A mi por lo menos me pareció encantador. Un saludo

    Respond
  • Lyz 23 noviembre, 2016

    Qué belleza. Gracias Fer, que envidia, pero de la buena. De adolescente me enamoré de Porviö y no he podido ir allà. Tengo mucho que agradecer al Club Zonta.

    Respond
    • Fran Soler 30 noviembre, 2016

      un placer Lyz!!! Saludos

      Respond

Escribe un comentario