Como cruzar el Mar Báltico y no dormir en el intento

Con 432.00 km2 y 9 países limítrofes con sus aguas, el Mar Báltico es hoy día una pieza clave en los movimientos humanos de esta zona del norte de Europa y es cruzado cada año por miles de turistas y personas que viven o trabajan en los distintos países vecinos. Tienen este mar como principal aliado para unir ciudades en un corto espacio de tiempo. Dos grandes compañías navieras, Viking Line y Tallink Silja, se disputan la hegemonía del Mar Báltico y se reparten el transporte de cientos de miles de personas que deciden cruzar este frío mar durante todo el año. Son enormes barcos totalmente acondicionados, donde el ocio es el protagonista y que ofrecen todas las comodidades necesarias para que la travesía se convierta en un agradable e inolvidable paseo.

Las principales ciudades del Báltico están conectadas entre si y las navieras ofrecen distintos itinerarios: Riga, Estocolmo, Tallin, Helsinki, Turku, Islas Alland… por lo que hay múltiples combinaciones donde elegir. Nosotros, al preparar nuestro viaje por la zona estudiamos los distintos itinerarios y al ser realmente variados, nos permitió configurar la ruta a nuestro gusto buscando los vuelos más económicos para minimizar gastos, que por estos países nórdicos son muchos… Hicimos un Estocolmo- Tallin con la compañía Tallink en una ruta que dura aproximadamente 15 horas por lo que hay que hacer noche en alta mar. Unas noches que son famosas por los ríos de alcohol que corren por el barco…

El Baltic Queen

Saliendo de Estocolmo

Baltic Queen

Esta gran mole flotante surca a diario las aguas del Mar Báltico transportando en cada viaje a cientos de personas. Cuenta con 927 cabinas de distintas categorías, 5 bares, varios restaurantes ( Gourmet Baltic Queen, restaurante ruso Alexandra, Grill House y Buffet Tallin ), 3 tiendas libres de impuestos, zona infantil, casino, teatro, discoteca, sauna, salón de conferencias… Todo un completo equipamiento para que nadie se aburra a bordo. Pero el punto fuerte y la zona más visitada son sus tiendas libres de impuestos donde se pueden comprar todo tipo de joyas, perfumes, regalos, alimentos y sobre todo bebida a un precio que por estas tierras no se puede desaprovechar.

Los precios de esta compañía son algo más económicos y la única desventaja que veo son los muelles donde embarcar, algo más alejados que los de su competidora Viking Line.

Para dormir ( o intentarlo), nos hemos alojado en el camarote más económico de todos cuantos hay en el barco pero tengo que compartirlo con otras 3 personas que desconozco, con todas las ventajas y desventajas que ello conlleva.

Por 49 euros puedes reservar un camarote compartido pero os advierto que la compañia puede tener ganas de fiesta. Cosa muy normal cuando se cruza el báltico.

   

Restaurante del Baltic Queen

Litros y litros de alcohol en el duty free

Bellos paisajes

Mi experiencia cruzando el Báltico 

Tengo que confesaros que la idea de cruzar el Mar Báltico me atraía mucho por lo que subí al barco expectante y lleno de emoción. Nada más dejar mi mochila en mi camarote me dispuse a investigar y descubrir todos los rincones de este gran barco y la impresión fue muy buena. Está perfectamente acondicionado y no le falta un detalle, a pesar de que no es un crucero de lujo. Pero me sorprendió ver en los bares gente bebiendo antes incluso de que el barco zarpara ( los precios son tan baratos comparados con los de Suecia y Finlandia que la gente no lo duda ni un momento y se pone a beber..).

Hemos escuchado música en directo, visto algún espectáculo con bailes típicos rusos, hemos aprovechado el wifi gratuito del que dispone el barco y también hemos esquivado el casino, lleno hasta los topes de jugadores noctámbulos… La verdad es que el barco ofrece multiples posibilidades y dudo mucho que nadie se aburra aquí dentro.

Como os he comentado, mi camarote compartido me ha deparado 3 compañeros ( dos lituanos y un letón)  que aprovechan la noche a bordo para beber todo lo que se les ponga por delante y más….Precisamente leí el otro día un interesante artículo sobre los 10 países que consumen más alcohol y entre ellos está Estonia, además de Rusia, Ucrania,Moldavia, Bielorrusia.. O sea que por la zona gusta mucho el embriagador y líquido elemento.

Bar del Baltic Queen

Uno de ellos me cuenta que trabajando en Suecia gana 4000 euros y en Estonia ganaría 400 así que no le queda más remedio que trabajar en el país vecino, y que aprovecha que vuelve a casa unos días para pegarse una fiesta a bordo. Con los precios tan bajos el personal compra las cervezas por cajas y mis queridos compañeros de habitación se beben casi ¡¡100 latas de cerveza!! durante el trayecto. La verdad es que no recuerdo haber dormido tan mal en un viaje. La noche ha sido muy larga, intentando conciliar el sueño y con contínuas entradas al camarote para “repostar carburante” y hasta en compañía femenina que tuvimos que echar como pudimos.. En fín, un desastre de noche que no supe manejar ya que tenía que haberme unido a ellos y seguro lo hubiera pasado mejor…Ver la ciudad medieval de Tallin desde alta mar ha sido una inyección de moral para empezar bien el día y olvidarme de la noche en vela.

Para contrarrestar, la travesía nos brindó unos bellos paisajes llenos de frondosa vegetación salpicados de pequeñas casas de madera, cientos de islas y una enorme  tranquilidad en las cubiertas del barco. Además de admirar un precioso atardecer de los que no se olvidan. Es un lujo que en unas pocas horas salgas de una ciudad y amanezcas en otra por lo que este tipo de transporte es esencial entre los países que dan al Mar Báltico.

Una experiencia muy gratificante el haber cruzado el Báltico a bordo del Baltic Queen con algún contratiempo como la mala noche que pasé a bordo…. Pero en los viajes estas son las anécdotas que se recuerdan y nunca se olvidan.

atardecer en el Báltico

Después de una larga noche llegamos a Tallin

Así amanecen los pasillos del barco. Hay que recoger basura

Imagen de previsualización de YouTube

Lo que +: las comodidades a bordo, un atardecer en el Báltico para recordar, buenos precios, wifi gratis.

Lo que -: el desfase de alcohol y compartir camarote con tres bebedores empedernidos…

Datos de interés

– Tallink Silja: camarotes compartidos por 49 euros. Camarote doble desde 99 euros. Hay posibilidad de embarcar también tu coche.

– Salida Estocolmo a las 17:45 desde el muelle Vartahamen.

– Llegada Tallin a las 10:00 del día siguiente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

37 Comentarios

  • machbel 9 enero, 2012

    Como dice el dicho, si no puedes vencerlos, únete a ellos ;). Buena pinta tiene el norte de Europa

    Respond
    • Fran Soler 9 enero, 2012

      Pues sí Víctor, debí unirme a ellos pero no sé como hubiera acabado….. Un abrazo

      Respond
  • Gusplanet 9 enero, 2012

    HOLA FRAN!
    Por fin puedo acercarme a tú espacio y vislumbrar todos los cambios que has realizado: mis felicitaciones por ello, te ha quedado muy bien y bravo por la paciencia de las horas que me imagino conllevan realizar todo éste trabajo de edición!

    Sabes? Nunca podría subirme a un barco de éste tipo y menos con un casino adentro y tanta gente alcoholizada, pero qué bueno leerte para saber que estaba en lo cierto. Son experiencias que supongo alguna vez todos pasamos, aunque a ésta altura paso de ellas! Más allá de ello, los pueblos y paisajes son bellísimos, seguro que todo se vive diferente en verano, porque parece ser una región dura por el clima glacial…

    Aprovecho también para AGRADECERTE INFINITAMENTE por tus saludos y buenos deseos! Espero que tú también tengas otro año repleto de viajes, aventuras y tiempo para contárnoslo con tú especial mirada!

    Un fuerte abrazo y me estaré ‘poniendo al día’ con tus reportajes!

    (He cambiado la dirección de tú página en mi blogroll, lo único es que ahora no me aparecen actualizadas tus entradas: existe una manera de cambiar éso?)

    Respond
    • Fran Soler 9 enero, 2012

      Hola Gus, es un placer verte por aquí!!! Sabes?, yo tampoco pensaba que habría tanto desfase en el barco pero es totalmente cierto… A mi desde luego no me pilla otra vez un barco de estos, y si lo hago,no comparto camarote. Eso seguro!!! Muchas gracias por seguir mis andanzas, ya sabes que las tuyas intento no perdérmelas!! prueba a poner enel blog esta dirección con las rss: http://www.myguiadeviajes.com/feed/rss/
      Un abrazo y nos vamos leyendo.

      Respond
      • El Guisante Verde 12 enero, 2012

        Por fin, Fran! solucionado el asunto con esa dirección. Ahora ya aparece actualizado.
        Saludos!

        Respond
  • Raquel 9 enero, 2012

    Buff! yo no hubiera aguantado una noche así con lo dormilona que soy jajaja
    La verdad es que es un destino pendiente y por mar lo veo una muy buena opción ya que en pocos días se vean varias ciudades.

    Un saludo!

    Respond
    • Fran Soler 9 enero, 2012

      Eso mismo pensé yo Raquel, pero no me quedó más remedio que tirar de paciencia y aguantar el tirón…Cuando por la mañana llegamos a Tallin no me o creía.. Merece mucho la pena esta opción: yo hice Estocolmo-Tallin-Helsinki- sur de Finlandia y la mar de bien!!
      Un saludo

      Respond
  • Madaboutravel 9 enero, 2012

    Como siempre, un muy buen post! Tomo buena nota, porque el Báltico lleva en mi lista de viajes pendientes bastante tiempo ya… 😉

    Respond
  • Pau 9 enero, 2012

    No me atrae la idea de hacerlo en uno de esos enormes barcos acompañado con gente borracha, pero los atardeceres y los precios parece que compensan 😀

    Respond
  • Fran Soler 9 enero, 2012

    Muchas gracias Madaboutravel!! Yo llevaba mucho tiempo con este viaje en mente y la verdad es que merece mucho la pena, a pesar de los precios de algunos de estos países…. No te arrepentirás!!
    Saludos :-)

    Respond
  • Fran Soler 9 enero, 2012

    A mi ya no me pillan más Pau. No es que hubiera borrachos, era lo que viene después… madre mía que desfase!!! Un noche en vela pero me quedo con lo bueno del trayecto, que remedio….:-)

    Respond
  • Gildo Kaldorana 10 enero, 2012

    Un buen viaje, si señor. Y una experiencia auténtica. Con buena compañía, te tomas unas birras y en un plis plas, estás en el otro lado.
    Buen reportaje y fotos sobresalientes.
    Saludos

    Respond
    • Fran Soler 10 enero, 2012

      Gracias Gildo, una buena experiencia viajera de la que guardo un gran recuerdo. Para la próxima me pongo tibio de cerveza y santas pascuas….
      Saludos

      Respond
  • Babyboom 10 enero, 2012

    Qué buena pinta tiene el camarote, igualito que los trenes indios, jejejeje. La verdad es que si se montan esas fiestas en el barco, es una lotería compartir camarote como bien dices. El precio, para ser esa zona, no me parece tan caro!!! Un abrazo. 😉

    Respond
    • Fran Soler 10 enero, 2012

      El camarote tiene buena pinta si, los que había dentro no tanto, jeje. Yo iba buscando lo más económico pero no esperaba tener compañeros que se bebían el agua de los floreros…
      Un abrazo babyboom

      Respond
  • Planifica tus Viajes 10 enero, 2012

    Nunca había pensado en cruzar el Báltico en barco para unir estas dos ciudades. Nunca he hecho un recorrido en barco de más de 3 horas por lo que a veces me olvido de que también existe este medio de transporte. ¿La mala noche? Bueno, como tu dices, al final estas anécdotas son las que quedan en el recuerdo… Solo por ver ese atardecer merece la pena.
    Un abrazo.

    Respond
    • Fran Soler 10 enero, 2012

      Pues es una muy buena opción y se ahorra mucho tiempo!!! El barco me encanta, aunque a veces lo he pasado mal a bordo… no me quedó más remedio que tirar de paciencia ( tampoco era plan de enemistarse con tres tíos que eran armarios empotrados…)
      El atardecer, maravilosoooo:)) Un abrazo

      Respond
  • M.C. 10 enero, 2012

    Vaya tela lo de tus compañeros de camarote!! Pero bueno, solo fue una noche… Por lo demás, el barquito tiene una pintaza estupenda!! Por cierto, qué precio tiene un camarote si no lo quieres compartir? o si lo quieres compartir con tu pareja?
    Saludos

    Respond
    • Fran Soler 10 enero, 2012

      Ufff, M.C, se me cambió la cara cuando los ví… y al ver la cervezas que engullían ni te cuento!! El camarote doble creo que salía a unos 200 euros…. Para una noche pensé que lo mejor era compartir… En fín, ya sabes a que atenenerte si te aventuras por el Báltico!!
      Un abrazo

      Respond
  • Helena 10 enero, 2012

    Si es que… en el norte hace mucho frío, algo tienen que hacer para combatirlo ¿no?
    Ya sabes el dicho: si no puedes con ellos, únete a ellos, jejeje.
    Un abrazo

    Respond
    • Fran Soler 10 enero, 2012

      Es verdad Helena, pero era verano y esta gente no tiene límite. Si vieras como iba el personal ( no todos eh!!) por el barco. Se peleaban y se colaban cuando iban a cerrar duty free….. Para la próxima me uno, te lo aseguro!!!
      un abrazo

      Respond
  • Aran 10 enero, 2012

    ¡Guaaau! Bueno, a pesar de que hayas pasado la noche en vela por los juerguistas de tus compañeros de camarote, parece que la cosa ha merecido la pena. Al menos las fotos dan esa impresión :) Un abrazo!!

    Respond
    • Fran Soler 11 enero, 2012

      Todavía no conozco un viaje que haya salido perfecto. Estas cosas pasan y hay que tomarlas como vienen pero por lo demás disfruté mucho de la travesía y del barco….
      Abrazos!! :-)

      Respond
  • moonflower 11 enero, 2012

    La foto de las bolsas de basura no tiene desperdicio! jaja

    Había oido que las juergas alcohólicas de este barco eran sublimes, pero no me imaginaba que fuera para tanto..! Qué bárbaros! Parece que vaya a acabarse el mundo…

    Yo también creo que hubiera sido mejor unirse a ellos 😉

    De todas maneras, esta experiencia es la típica que acaba convirtiéndose en una anécdota que siempre recuerdas con humor… (aunque en ese momento no te hiciera ni maldita gracia 😉 )

    Un abrazo

    Respond
    • Fran Soler 11 enero, 2012

      Eso mismo pensé yo Moonflower!! Tremendo la de latas y alcohol que sacan de los camarotes….No sé si habrá próxima vez pero en casos parecidos juro que me uno a ellos así por lo menos me divierto un rato, jaja. Ahora lo recuerdo con humor pero ni te cuento como estaba y como olía mi camarote por la mañana….
      abrazos :-)

      Respond
  • José Carlos DS 11 enero, 2012

    La verdad que las conexiones que brinda el báltico son excelentes para conocer un poco más la zona, encima tienes te “ahorras” una noche y mientras adelantas camino.

    Muy buena pinta el barco, pero menuda debía haber montada xDDD

    Saludos 😀

    Respond
  • Fran Soler 11 enero, 2012

    Jose CarlosDS, es una pasada cruzar el báltico y despertarte en otra ciudad distinta!!! Hay que aprovechar el tiempo y como bien dices se gana una noche viajando!! Y esta gente se monta una juerga buena, parece que se les acaba el mundo…. que ansia por beber!!
    Un abrazo

    Respond
  • El Guisante Verde Project 12 enero, 2012

    Fran, no se si hubiéramos sido capaces de aplicar el si no puedes con el enemigo, únete. 😀 . Por lo demás, parece que cruzar el Báltico ofrece muchísimas posibilidades y unos paisajes fantásticos. Habrá que apuntarlo, y, si se puede, elegir compañia, jajaja.
    Saludos!

    Respond
    • Fran Soler 13 enero, 2012

      jaja guisantes. Desde luego su ritmo infernal era imposible de seguir..Cruzar el Báltico es una bonita experiencia, grandes paisajes y sobre todo “ganas” una noche mientras te vas desplazando a otra ciudad!! Elegid compañía, fijo :))

      Respond
  • Claudio 13 enero, 2012

    Hice el viaje Estocolmo – Helsinki junto a mi sra. y también nos percatamos la impresionante cantidad de alcohol que se consume en el viaje, viendo gente bastante “mareada” durante el corto trayecto, salimos a las 16 hrs y llegamos a las 09 Am del día sgte. El tema es el duty free ahí la gente se abastece de licor, el cual luego consume en su camarote o también en la cubierta, me imagino la mala idea de ir acompañado, en esa condiciones. Aparte del tema, el viaje es realmente precioso, islas por todas partes, atardecer fantastico, amanecer ídem, increible que te lo pierdas por el exceso de alcohol, de todas maneras para repetir.

    Respond
    • Fran Soler 13 enero, 2012

      Hola Claudio y gracias por la visita y el comentario. Fijate en el duty free que hasta venden las cajas de latas totalmente frías para que el consumo sea en el mismo barco…Como dices un paseo fantástico con el único pero de los excesos de alcohol!! Saludos

      Respond
  • Davestraits 16 enero, 2012

    ¿¿100 latas de cerveza?? Joder, qué fuerza traen los lituanos.
    Conociéndome, yo me hubiera ido con ellos… aunque si se da tu caso, qué menos que un mínimo de respeto hacia la persona que comparte tu mismo camarote, no? En fin, mucha cervezas y pocos principios.

    Un saludo!

    Respond
    • Fran Soler 18 enero, 2012

      Aquí no pierden el tiempo, y más con estos precios!! Lo malo es que a más cerveza menos principios… Sobre todo un figura que no paró en toda la noche de entrar, salir, beber, caerse, hablar, etc, etc… En fín, una anécdota más para contar. Un saludo

      Respond
  • Ku 19 enero, 2012

    Según te iba leyendo, me he estado debatiendo entre si preferiría hacer el viaje en plan tranquilo y romántico, disfrutado de amaneceres y “demases”, o unirme a la muchachada y tirar el barco por la ventana xD

    Un viaje muy apetecible, Fran, apuntado queda 😀

    Respond
  • Fran Soler 21 enero, 2012

    En efecto, Ku, es un gran dilema ir en ese barco!! La verdad es que la travesía es una maravilla pero los bajos precios del alcohol hacen que tenga esta fama que tiene….. si lo haces algún día ya me contarás de que bando te pusiste!!! Saludos

    Respond
  • Anna 22 enero, 2012

    A nosotros nos paso parecido la orquesta del barco se animó hasta con el viva españa (Spanglia,para ellos) una frikada y la gente como loca! pero lo recuerdo con cariño! eso si tuvieron que pasar dias!

    Respond
    • Fran Soler 22 enero, 2012

      Ana, en estos barcos nunca sabes lo que te puedes encontrar!! Y más si hay alcohol barato de por medio!!! Un saludo

      Respond

Escribe un comentario