Barrio de Alfama, Lisboa en estado puro

Siguiendo con nuestro viaje a Lisboa hoy vamos a hablar de una visita imprescindible, La Alfama, el barrio más antigo de Lisboa y uno de los más castizos de las ciudad. Está repleto de callejuelas empinadas y estrechas, es uno de los focos turísticos que concentra mayor número de visitantes y uno de los lugares más auténticos y que mejor resumen la historia de Lisboa.

La Alfama vista desde el barrio de Chiado

Aquí se puede visitar un castillo del siglo XII, se pueden obtener unas vistas únicas de la ciudad, comer una riquísima cataplana de mariscos en un recogido local o tomar un café escuchando fado, la música portuguesa por excelencia. Todas estas respuestas están aquí, en La Alfama, uno de los barrios más antiguos y con más solera de Lisboa.

Aquí se asentaron visigodos, romanos y árabes( de ellos proviene el nombre Al Hamma) y más tarde fue barrio de gente de bien hasta que llegó el terremoto de 1755. A partir de ahí se convirtió en un barrio de gente humilde, especialmente de pescadores y marineros.
En sus intrincadas y estrechas callejuelas, en sus comercios, en sus balcones con ropa tendida… se respira el ambiente más auténtico de Lisboa. Me recordó a Scapanappoli, el caótico y sorprendente barrio Napolitano.

Un paseo por la Alfama merece mucho la pena y por el camino encontrarás varios miradores de los que quitan el hipo, como el mirador de Santa Luzia o el de das Portas do Sol.  Las vistas sobre el barrio el río Tajo son espectaculares. Allí paramos a tomar una fotos de las bellas panorámicas de la ciudad.  Lo peor, la cantidad de gente que se reúne allí para disfrutar con la panorámica ( incluidos carteristas…).

Mirador de Santa Luzía
Mirador Das Portas do Sol

El barrio tiene mucho encanto sí, pero no es nada accesible ya que está lleno de cuestas, pendientes, callejuelas adoquinadas y aceras mal terminadas por lo que moverse por él cuesta horrores si vas con niños o andas mal de piernas.Pero que conste que subí hasta el Castillo andando y tirando del carrito…. faltaría más. Si lo prefieres puedes subir en el tranvía 28 hasta arriba para luego ir bajando y disfrutando del encanto del barrio.

El monumento principal de la Alfama es el Castillo de San Jorge y tiene unas de las mejores vistas de Lisboa. Poca gracia me hizo llegar hasta arriba y que me dijeran que con carrito de bebés era imposible vistarlo. Así que me conformé con algunas vistas y deambular por las sinuosas  y encantadoras calles del barrio.

Tranvía en plena subida

Por supuesto, antes de subir almorzamos en un típico local del barrio para probar las exquisitas especialidades Lisboetas. Los que me seguíis sabéis cuando viajo me pierde la comida local  y es uno de mis mayores disfrutes. Esta vez nos detuvimos en Almargem, un sencillo y pequeño restaurante justo detrás de la Catedral de Sé de buenos precios y excelente comida, no así el servicio, que fue serio y muy lento. La cataplana, especie de cazuela con tapadera donde se cocinan los alimentos, de pollo y mariscos me fascinó , así como un arroz marinero con un toque de cilantro que me encantó ( hasta el pulso me tembló al hacer la foto!!).
Consejo: no perdáis mucho tiempo buscando donde comer, por aquí hay mucha oferta y casi siempre se acierta.

Aquí  también hay monumentos de mucho interés como la Catedral de Sé, el templo más antiguo de la ciudad ( siglo XII) y un buen lugar para los amantes de este tipo de edificios sagrados. La entrada es gratuita y después de dar una vuelta por el interior de su nave decidimos emprender la temida subida al Castillo.
Como os digo la subida es preciosa y algo cansada pero merece la pena respirar el ambiente del barrio y disfrutar con sus estratégicos miradores.

Otros lugares de interés en el barrio son la Iglesia de Santa Luzia, los museos del Fado o el de artes decorativas y la Casa Dos Bicos, un  precioso palacete del siglo XVI y uno de los edificios más fotografiados de la ciudad.

Imagen de Wikipedia
Calle de Alfama

Otro lugar emblemático del barrio es Chapito, un curioso local que hace las veces de restaurante, café, teatro y centro cultural y de conciertos. Tiene unas impresionantes vistas del tajo y es ideal para descansar de tanta pendiente o incluso para ir con niños por su ambiente relajado y por su terraza donde pueden moverse sin molestar demasiado.

Y por último una recomendación gastronómico- musical en el barrrio de La Alfama: el restaurante Señor Fado, un  pequeño local familiar donde después de cenar, los propios trabajadores deleitan a los comensales con fado en directo. Fuentes de confianza me cuentan que es toda una experiencia,lástima que no pudiera disfrutarlo, los niños mandan….

Hasta aquí el resumen de mi paso por este encantador y antiguo barrio Lisboeta, un lugar para disfrutar con los 5 sentidos….

 

Enlaces de Interés

Castillo de San Jorge. Horario: de 9:00 a 21:00 ( marzo a octubre). 7 euros.
Catedral de Sé.
– Restaurante Almargem. Travesssa do Almargem, 4.  Cataplana de pollo y marisco, 8,50.
Chapito, Rua Costa do Castelo 7,
Museo del Fado. Largo do Chafariz de Dentro,1. 2,50 euros
Casa dos Bicos. Rua dos Bacalhoeiros.
Señor Fado. Cena y Fado por unos 35 euros.

Si quieres más información y fotos de mis viajes me puedes visitar en Facebook, Twitter o Flickr.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

30 Comentarios

  • Kikas 27 junio, 2011

    Es que subir a La ALfama con carrito de niños tiene handicap, tio
    No sé quien será esa fuente de confianza, pero si es uno que yo me sé…de confianza poco
    😉

    Respond
  • Helena 27 junio, 2011

    ¡Hola Fran!
    Es una pena que después de la subida no dejaran pasar al castillo con el carro… pero bueno, parece que por lo menos el paseo mereció la pena.
    Un saludo 😉

    Respond
  • Victor 27 junio, 2011

    Que no te dejaron pasar al castillo con el carrito??? joder… y porque? Pues si que te pegaste buena paliza… Cuando subí yo llegué con la lengua fuera y me desanimaba ver a las personas mayores ir tan campantes subiendo esas cuestas..jejeje

    Sinceramente, tampoco te perdiste gran cosa. Las vistas que se ven desde otros miradores también son muy buenas o incluso mejores…

    Un saludo!

    Respond
  • Planifica tus Viajes 27 junio, 2011

    Ay ay qué recuerdos!! Me volvía a Lisboa esta misma tarde… pero no puede ser, hay que sacar el país adelante! Cuando yo fui subimos todo lo que pudimos en tranvía e hicimos el camino de callejuelas, miradores y demás cuesta abajo, que es mucho más llevadero.
    Un abrazo.

    Respond
  • Isabel 27 junio, 2011

    El barrio de la Alfama tiene algo que lo hace especial y único. Me encanta pasear por él y la combinación de casas recién restauradas con las que están hechas polvo. Es una ciudad súper autentica.

    Hace unos cuantos años unos amigos me invitaron a cenar al Chapito. La mesa estaba la lado de la venta y las vistas nocturnas era increíbles! 😀

    Felicidades por la entrada.

    Respond
  • Trizbeth 27 junio, 2011

    Holaaa Fran! jo, y yo que creí que lo habia visto tooddddooo! Aquí no fui:( pero me ha encantado verlo por tus letras y fotos! Qué malo que no pudieras ir más allá pero el recorrido ha sido bueno, me alegro que lo pasaran bien y aprovecharan tanto!
    Besosss y gracias como siempre por llevarnos a los lugares desde el ordenador!
    Bea

    Respond
  • Artabria 27 junio, 2011

    Nosotros fuimos en plena ola de calor y estuvimos todo el día pateando la ciudad, cuando a media tarde empezamos a subir la cuesta del castillo, me dió una pajara :-S, aún así guardo muy buenos recuerdos de Lisboa.

    Respond
  • M.C. 27 junio, 2011

    Aunque no pudiérais entrar en el castillo, tampoco os perdistéis gran cosa. No está mal la visita, pero merecen mucho más la pena las vistas desde los miradores y las callejuelas del barrio. Yo también subí andando, pero no iba tirando de un carrito 😉
    Un abrazo

    Respond
  • Bleid 28 junio, 2011

    Por lo que veo quizas lo mas autentico no fran??
    me encanta leerte sobre esta ciudad

    un abrazo

    Respond
  • el viajero impresionista 28 junio, 2011

    Los alrededores del castillo merecen una exploración en profundidad. Tiendas, restaurantes y cafés pueblan sus calles y son una invitación a la sorpresa agradable.

    Respond
  • Fran 28 junio, 2011

    Tenemos mucho mérito kikas, la gente nos miraba extranada al vernos subir con la lengua fuera. De momento me fio de tí ya que tu filosofía viajera no me ha fallado… veremos con el tiempo!!
    un saludo

    Respond
  • Fran 28 junio, 2011

    Hola Helena, el paseo por el barrio meece mucho la pena. Al llegar arriba nos dijeron en taquilla que con carro iba a ser muy difícil ver el castillo así que nos dimos vuelta!! Cosas que pasan en los viajes!!
    Saludos

    Respond
  • Fran 28 junio, 2011

    hola víctor, dejan sí que me dejaban pero me dijeron que iba a pasarlo muy mal porque está lleno de esclaeras y accesos dificiles. Así que a bajar de nuevo. Pero aún así el el paseo por la Alfama nos mereció la pena!!
    Saludos

    Respond
  • Fran 28 junio, 2011

    Hola planifica tus viajes, esa misma idea llevaba yo, tomar el tranvía. Pero al ver como iba de lleno decidimos subir a pie!!Una pasada el barrio, sin duda
    Un abrazo

    Respond
  • Fran 28 junio, 2011

    Tienes razón Isabel. La Alfama es único y tiene un encanto especial. Recuerdo que nos quedamos bloqueados en un callejón por culpa de un coche descargando pescado un rato, y allí nadie movía un dedo. Van sin prisas por aquí. Y el Chapitó, muy recomendable!!
    Abrazos

    Respond
  • Fran 28 junio, 2011

    Hola Trizbeth, ir con niños tiene estas cosas, pero aún así el barrio mereció la pena. Apúntalo para la próxima vez que visites Lisboa!!
    Gracias y un saludo

    Respond
  • Fran 28 junio, 2011

    Artabria, yo no sé como no me quedé en mitad de la subida. Después de esto lo que me echen….
    Pero que encanto tien La Alfama!!!
    Saludos

    Respond
  • Fran 28 junio, 2011

    Hola M.C, en ese momento me dió mucha rabia pq teníamos pensado entrar al Castillo. Pero veo que tampoco es para tanto. Me confoemo con los miradores y el encanto del paseo.
    Un abrazo tailandés!!

    Respond
  • Fran 28 junio, 2011

    Bleid, un barrio de lo más castizo!! Gracias por tu apoyo. A mí también me encanta leerte sonre Japón!!!
    Saludos

    Respond
  • Fran 28 junio, 2011

    Tienes mucha razón viajero, esa profundidad la eché en falta… mis niños no entienden de estos disfrutes de adultos…
    Saludos

    Respond
  • cincuentones 28 junio, 2011

    Que bonito barrio, con estas callejuelas estrechas y empinadas, tienen la huella que dejaron las diferentes culturas que por allí pasaron.
    Besos a los mellizos.

    Respond
  • Fran 30 junio, 2011

    Un barrio precioso cincuentones y visita obligada en Lisboa. Pero muy cansado para tirar de un carro doble!!
    Un saludo

    Respond
  • Paco Piniella 30 junio, 2011

    Lisboa es para mi la ciudad de la melancolía y Alfama uno de sus corazones que late, que bonita!
    Saludos viajeros.

    Respond
  • El Guisante Verde Project 1 julio, 2011

    Buenas Fran!
    Me alegra que te haya gustado el barrio (estaba seguro, jejeje), porque reune todo lo que esperamos de un gran viaje: gastronomía, historia, etnografía…, eso sí la accesibilidad es complicada.

    En cualquier caso, una visita ineludible!

    Abrazos!

    Saludos!

    Respond
  • Fran 1 julio, 2011

    Tienes razón Paco, bellísima, melancólica y encantadora…
    Saludos viajeros

    Respond
  • Fran 1 julio, 2011

    Gracias Guisantes!! Alfama es un barrio tan auténtico y tiene tantos atractivos que engancha. Lo peor, la accesibilidad!! No te imaginas l oque sufrí por esas callejuelas…..
    Un abrazo

    Respond
  • Xipo 1 julio, 2011

    Buenos resumenes de los barrios lisboetas, se ve que te los has recorrido a conciencia-…. Yo también llevo en la cabeza hacer algo así pero con los barrios de Bruselas…

    Un abrazoo

    Respond
  • Fran 2 julio, 2011

    Gracias Xipo, Lisboa tiene tanto que ver que hay que detenerse en profundidad..Espero tus entradas sobre Bruselas!!
    Un abrazo

    Respond
  • Ivan 23 noviembre, 2013

    Estuvimos en el restaurante Alfagem y no se lo recomendamos a nadie!
    Nos clavaron 50€ por una cataplana para dos 4€ x el cubierto, 4€ x la cerveza y asi sucesivamente hasta llegar a 50 ademas el restaurante es muy cutre, por eso pensamos que seria barato pero todo lo contrario, el camarero un viejo con pinta de estafador y mi mujer despues de cenar estuvo con diarrea hasta el dia siguiente

    Respond
    • Fran Soler 23 noviembre, 2013

      Pues vaya clavada, la verdad Ivan y como ha cambiado el local.!!! Es bueno que dejes tu experiencia para que quede constancia y la gente sepa que muchos restaurantes son incapaces de mantener un mínimo de calidad en su servicio. En tres años parece que ha cambiado para mal…. Un saludo

      Respond

Escribe un comentario