El poblado de las mujeres mujeres- Jirafa

En nuestra visita por el  norte de Tailandia   tuvimos la oportunidad de visitar el  poblado de las Padaung o mujeres- jirafa, de la  etnia Kayan, que llegaron a Brimania  hace unos 2000 años procedentes del desierto del Gobi. Protegidas por el gobierno Tailandés, esta tribu de refugiados huyeron de Myanmar, la antigua Birmania,  y viven aislados en las montañas en unas condiciones realmente difíciles. Pero aún así son un  importante atractivo turístico para el país que las acoge, Tailandia.

Llegar al poblado de Nai Soi no es fácil ya que se  encuentra en la frontera con Birmania y en plena selva. De hecho llegar desde Chaing Mai  a Mae Hong Son, la ciudad más cercana, te puede llevar unas 8 horas de curvas y carretera irregular. Nosotros volamos desde Chiang Mai en un pequeño avión con la Thai Airways para ahorrarnos tiempo y mareos.

Y después hay que moverse en todoterrenos  con un trayecto  que dura una hora más o menos: terrible. Baches,curvas y caminos impracticables hacen que vayamos dando tumbos en la parte de atrás del jeep. Eso sí, disfrutamos de un paisaje que es espectacular.

 

Antes de llegar al poblado, hacemos una parada en una tienda local para comprar algo para los niños. Nuestro guía nos dice que están acostumbrados a los turistas y que son muy pobres. Ahora me culpo un poco ya que de esta forma fomentamos que nunca salgan de la pobreza. Mea culpa.

Cartel indicativo de la tribu Karen: vamos por buen camino.

Entrada a la aldea

Por fín llegamos a destino un poco mareados y nos ponemos a andar. El paisaje es frondoso, lleno de vegetación  y los 5 minutos  vemos las primeras casas del poblado,  aprisionadas en un estrecho valle rodeado de montañas. Antes de entrar  nuestro guía nos explica como son estas mujeres  y como viven en el poblado. Cogemos un collar lleno de  aros  para hacernos una idea de lo que soportan estas pobres mujeres ( pesa  muchísimo ).  No puedo imaginarme lo que deben pasar estas  mujeres.

El collar pesa una barbaridad

Algunas mujeres pueden llegar a tener más de 20 aros de latón dorado en el cuello con un peso de más de 8 kilos. Y hasta las  niñas pequeñas los llevan, vimos bastantes  con  varios aros en cuello y también en las  piernas, aunque menos pesados.

Con el excesivo calor y la humedad, deben limpiarlos a diario para que no se oxiden y causen heridas en la piel. Nunca podrían quitárselos ya que los músculos no aguantarían el cuello y se desnucarían. Horroroso. Además se adornan las muñecas y la piernas con más brazaletes supongo que para realzar su belleza.

 

Mujer de cuello largo en su puesto de artesanía.
Mujer  Karen con bebé

El origen de esta tradición tiene muchas leyendas: unos cuentan que los collares los utilizaban para protegerse de los  ataques de los tigres, que siempre se lanzaban al cuello de sus víctimas. Otros que era el castigo impuesto por el marido en casos de adulterio. También que se crearon para que los Birmanos no robasen las mujeres a los Kayan porque, al no poder hacer muchas tareas, valían la mitad como esclavas.
Pero realmente parece que son joyas y una muestra de riqueza y de belleza para quién lo lleva. Lo que sí es cierto es que esta tradición es  algo díficil de entender y una muestra más del horrible trato que sigue teniendo la mujer en algunos rincones de nuestro planeta.

Casas humildes en el pobladoAl pasear por el poblado parece que entrara a  otro mundo y  ver a  la primera de las mujeres me produce una sensación agridulce.  La aldea está llena de niños pequeños, que corren hacia nosotros, se quedan parados delante tuya y, muy educados,te hacen el saludo con las dos manos cuando les das algo. Hay algunas mujeres con bebés de pocos meses. Es curioso pero veo muchos niños por el poblado, se ve que el índice de natalidad por aquí es alto.

Nos impresiona ver esos collares en el cuello, estamos impactados. Las mujeres tienen tenderetes a ambos lados del camino y sus casas están diseminadas por los alrededores. Venden artesanía  que dudo que se fabrique aquí. Saben hasta alguna palabra en español lo que me hace pensar el flujo de turistas que soporta el poblado…

Guindillas al sol
Hombre transportando alimentos

Se dedican, principalmente a la agricultura y  a vender artesanía( cada vez más), y dejan que les hagamos fotos sin problemas. Aceptan resignadas que son un reclamo turístico y eso se nota en sus  tristes miradas y en sus forzadas sonrisas.
Poco a poco nos adentramos en el poblado y vamos viendo como viven. La ” calle ” principal es de tierra, poco firme, llena de charcos y  piedras. Todas las chozas a ambos lados son muy humildes y están llenas de objetos cotidianos como cacerolas, tendederos con ropa, gallinas…  Vamos bajando por el poblado y vemos una escuela, casas hechas con madera, hojas  y cañas, alguna pequeña tienda de comestibles y muchos tenderetes de artesanía regentados por mujeres jirafa. Casualmente veo pocos hombres, supongo que no son rentables para el turista.

Imagen de la aldea.

Después de una hora me voy del poblado triste y asombrado por esta extraña y cruel tradición, además de comprobar en que condiciones tienen que vivir estas personas. Ser un reclamo turístico de esta magnitud no debe ser muy agradable aunque sospecho  que prefieren esta vida a vivir en Birmania.

Escuela de los Karen

Jamás se me olvidará la mirada de esas niñas y mujeres-jirafa: una mirada indiferente, triste, cansada y resignada hacia nosotros los turistas, que las hacemos esclavas con nuestras cámaras.

Niña Karen de mirada triste.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

40 Comentarios

  • Helena 18 noviembre, 2010

    Vaya Fran, había oído eso de que no se podían quitar los anillos, pero pensaba que era una leyenda urbana. Ya veo que no…
    Un saludo

    Respond
  • Isabel 18 noviembre, 2010

    Hola Fran!

    Lo de las mujeres jirafa me produce sentimientos contradictorios: por una parte me creo que es parte de su cultura y su tradición y por otra me pregunto hasta que punto obligan a las mujeres a ponerse los anillos para atraer a las visitas y el dinero. No he estado nunca, pero no se si lo visitaría…

    Saludos,

    Respond
  • El Guisante Verde Project 18 noviembre, 2010

    Hola Fran!, que recuerdos me trae este post!, nosotros las vimos en Birmania, y nos impactaron de una manera tremenda. También supuso un dilema, ir, no ir, seguir contribuyendo a que esta costumbre perdure o permitir que sus ingresos sean aun menores… Visitar o no Birmania porque es una dictadura brutal. Realmente lo sufre la población, no sus dirigentes. Creo que es mejor ir, contribuir con lo que se pueda, y luego contarlo. Pero tampoco lo tengo claro, la verdad.

    Hace tiempo colgamos este post, espero que te resulte interesante:
    No, Woman no Cry

    Respond
  • bleid 18 noviembre, 2010

    Gran lugar este poblado de la etnia Kayan, nosotros tambien estuvimos y contemplamos la forma de vida de una etnia perseguida en Birmania, y acogida en Tailandia, aunque son muchos los que dicen que el peaje que pagan por el asilo es la explotacion, pero bueno al menos no las matan
    un abrazo y genial entrada

    Respond
  • Jesús Márquez Navas -Licenciado en Economía- 19 noviembre, 2010

    Gracias por el artículo, Fran. Me ha servido para saber que detras de lo exotico hay algo más. Si es algo obligatorio, el que tengan que ir con los collares, me parece un exclavismo brutal. ¿Que dice la Unicef de que se haga desde que son niñas?. Saludos

    Respond
  • Fran 20 noviembre, 2010

    Helena ciertamente no deben estar muy a gusto con ese collar por el cuello.
    Un saludo

    Respond
  • Fran 20 noviembre, 2010

    Isabel, estoy de acuerdo contigo. No se ya si es tadición o ingresos para la comunidad.
    Un saludo.

    Respond
  • Fran 20 noviembre, 2010

    Hola guisante, es verdad que impacta, y mucho. Yo me quedé helado al verlas. Por lo menos tengo el consuelo de haber ayudado un poco y después de poder contarlo.
    Por cierto, leí tu post y me ha encantado.
    Un saludo.

    Respond
  • Fran 20 noviembre, 2010

    Bleid estoy contigo. Este es un poblado que hay que ver si estás por el Norte de Tailandia. Otra cosa es lo que pensemos sobre su forma de vida que claramente está orientada al turismo.
    Gracias por comentar y un saludo.

    Respond
  • Fran 20 noviembre, 2010

    Bueno Jesús, llevar estos collares es tradición pero se ha convertido ya en algo que da dinero. Y con dinero por medio todo lo demás es secundario. Es una pena, pero aquí manda el turismo.
    Un saludo.

    Respond
  • Dany 21 noviembre, 2010

    Muy interesante la entrada, refleja perfectamente que no es oro todo lo que reluce, casi siempre hay una cara oculta… Aprovecho para felicitarte por el blog, me gusta!
    Saludos!

    Respond
  • Nieves 21 noviembre, 2010

    Me ha encantado leer tu entrada sobre tu viaje a Thailandia y tu experiencias con las mujeres jirafa, muy, muy interesante Fran, gracias por enseñarnoslo, las fotos también me han gustado mucho. Un abrazo,

    Respond
  • Atlanta 22 noviembre, 2010

    Fran que pasada!! que envidia me das, a ver si puedo seguir tus pasos y llegar a ver esto

    Respond
  • José Carlos DS 22 noviembre, 2010

    No me quiero ni imaginar lo que debe suponer llevar esos aros durante toda la vida…

    Buena entrada y preciosas fotos 😀

    Saludos!!

    Respond
  • mipatriasonmiszapatos.com 22 noviembre, 2010

    Buenas Fran! Realmente es triste que cuando visitas un lugar así, te lleves la sensación de estar en un lugar que se "explota" a las personas a cambio de la llamada al turista. La verdad que si lo pensamos con la cabeza y fríamente… es mejor no visitar este lugar, porque lo que pretendemos (al menos yo) es ver una cultura distinta "real", ya que para ver cosas que solo se mantienen para llamar al turistas tenemos los museos.

    De todas formas también te digo una cosa… que si soy yo el que está por Tailandia, seguramente lo hubiera visitado también y me hubiera quedado con la misma sensación que a tu.

    Un saludo!

    Respond
  • M.Eugenia 23 noviembre, 2010

    Esta tradición me parece terrible, tiene que ser muy incómodo, pero lo que mas me ha impactado es tu relato y las caras de tristeza.
    Saludos

    Respond
  • el viajero impresionista 23 noviembre, 2010

    Recuerdo de pequeño ver fotos de esas mujeres, e un libro en el que salía todo el mundo. Exotismo, cultura,imposición. No me queda claro si todas al mujeres lo llevan o es voluntario. Saludos.

    Respond
  • Fran 24 noviembre, 2010

    Gracias Dany, es este caso hay mucho detrás de estaspobres mujeres. Me alegra que te guste el blog.
    Saludos.

    Respond
  • Fran 24 noviembre, 2010

    Gracias Nieves, con la entrada he intentado explicar lo que allí ví y sentí, que no fue poco.
    Un saludo.

    Respond
  • Fran 24 noviembre, 2010

    No te preocupes Atlanta, que todo llega en esta vida. Ya verás como con el tiempo veremos muchas más cosas interesantes.
    Un saludo.

    Respond
  • Fran 24 noviembre, 2010

    Hola Jose Carlos DS, yo cogí uno de esos aros en mis manos y te puedo asegurar que pesaban una barbaridad. Debe de ser horroroso llevarlos.
    Gracias por comentar y saludos.

    Respond
  • Fran 24 noviembre, 2010

    Bueno Víctor, como bien dices salir con esa sensación de un poblado así no es lo más recomendable. Pero los hay peores aún, ya que este está realmente alejado. Todos, en mayor o menor medida usan el turismo como fuente de ingresos.
    Pero al fín y al cabo fue interesante verlo.
    Un saludo.

    Respond
  • Fran 24 noviembre, 2010

    Hola M. Eugenia, como bien dices es una tradición cruel, que claramente abusa de las mujeres. Y esas caras de tristeza no son más que el reflejo del alma.
    Saludos compañera.

    Respond
  • Fran 24 noviembre, 2010

    Hola viajero impresionista. Tampoco tengo yo claro si es tradición, imposición o explotación. Pero la realidad es que lo siguen haciendo en pleno siglo XXI.
    Saludos.

    Respond
  • Fotos PRS 26 noviembre, 2010

    Fran, terrible costumbre la de las mujeres jirafa, tener que trabajar con estos aros en el cuello debe ser muy molesto y comprendemos tu apenada sensación al contemplar estas tristes miradas.

    Saludos

    Respond
  • cincuentones 26 noviembre, 2010

    Interesante relato, estamos convencidos que jamas se te van ha olvidar las tristes miradas de estas pobres mujeres y de esas niñas, queremos pensar que el turismo les aporta algún beneficio.

    Saludos

    Respond
  • Aventurer@ 28 noviembre, 2010

    Fran, este reportaje de las mujeres Karen me recuerda inevitablemente a cuando las visité allá por el año 1991. Ya alojados en Mae Hong Son, cogimos una barca para ver a estas mujeres. Tengo un relato tambien sobre ellas en el blog.
    Felicidades

    Respond
  • Fran 28 noviembre, 2010

    Fotos PRS, esas miradas no se olvidarán jamás, me impresionaron.
    Un saludo.

    Respond
  • Fran 28 noviembre, 2010

    Hola cincuentones, eso mismo pienso yo, que el turismo les aportará algo. Pero muy felices no las ví.
    Saludos.

    Respond
  • Fran 28 noviembre, 2010

    Hola Merche( Aventurer@) he leido tu relato sobre las mujeres jirafa y me ha encantado.
    A mi me impresionaron, al igual que a tí. Ahora se dedican a vender todo tipo de artesanía pero siguen siendo una atracción turística( aún más).
    Ambos salimos de allí con la misma sensación, pese a los años transcurridos.
    Un saludo.

    Respond
  • M.C. 2 diciembre, 2010

    Desde que sueño con ir a Tailandia, siempre he tenido en mente visitar este poblado, pero la verdad es que da mucho que pensar el modo de vida que tienen estas mujeres.
    Vosotros fuisteis al poblado por vuestra cuenta o en alguna excursión organizada? Veo que íbais con guía, pero no sé si lo contratastéis para hacer la excursión o era de un viaje organizado.
    Un saludo

    Respond
  • Iacobum 2 diciembre, 2010

    Llevo unos dias queriendo pasarme por tu blog y leer tu entrada, nuestro embarazo lo ralentiza todo, pero a ti que te voy a contar!!

    Que rincon mas interesante,pocas veces un viajero de a pie se convierte en aventurero, y tu visita a este pueblo es de las que me gustaría hacer a mi. Un abrazo!

    Respond
  • Fran 4 diciembre, 2010

    Hola M.C., espero que vayas algún día a Tailandia porque es un país maravilloso. La mujeres jirafa impresionan, y cuesta visitar estos poblados cada vez más turísticos. Nosotros fuimos con viaje organizado, cosa que me arrepiento enormemente. La próxima en Tailandia será por mi cuenta.
    Un saludo.

    Respond
  • Fran 4 diciembre, 2010

    Felicidades Iacobum, me suena eso de no tener tiempo para nada. Yo sigo ralentizado después de un año…..
    Ójala visites este maravillosso país pq merece la pena. ¡Que todo os vaya muy bien!
    Un saludo desde Málaga.

    Respond
  • juanmakc@hotmail.com 15 marzo, 2011

    Hola, por una parte sé que ver a veces la forma de vida de algunas personas cuando se viaja no es fácil. Pero pienso que, siempre que sea controlado, el turismo al menos les favorecerá la forma de vida. Si queréis saber algo más de su tradición hay un bonito video en youtube, una de las chicas hablando en buen español, y para nada triste … es su forma de vida, explica el motivo, http://www.youtube.com/watch?v=bJ-D1w6AS-E
    Al leer comentarios diciendo que si se ya no se hace por tradición no lo comparto, una tradición de tantos años, su signo de identidad, y según veo no es imposición, al menos eso pienso, sino una tradición …
    A otro nivel, nosotros nos agujereamos la lengua con piercing y lugares peores, y ya lo vemos normal. Si se atravesaran ellos la lengua con algun pequeño objeto lo veriamos como aberración, no se si me entendéis, lo que no se si todas deciden llevarlo.
    Es bueno conocer, siempre podremos aportar algo, no todos, y para ellos creo que al menos para facilitar su vida también les debe ayudar el turismo, porque como van a progresar en esas tierras, sin ningun medio, en medio de la selva? creo que casi la unica forma de vida ahora y que puede ayudarles a hacerla mas comoda es el turismo, aunque nos cause un poco de pena ver algunas cosas, pero eso sucede en muchos rincones del planeta. Lo que tenemos que hacer es respetarle en los posible.
    Yo viajare este verano a Tailandia, con un español y su mujer tailandeza que organizan circuitos, fuera de touroperadores, y que la verdad por precio y forma de organizarlo merecerá la pena, estoy seguro.
    Desde Cáceres un saludo

    Respond
  • juanmakc@hotmail.com 15 marzo, 2011

    Quería añadir que este matrimonio vive en Bangkok, y aunque no quiero hacer publicidad tienen su web y que ofrecen en los circuitos.
    Aunque hasta que no regrese en Agosto no os podre dar mi opinion sobre el viaje, la expectativa es buena.
    Disfrutad de cada rincon que visiteis, siempre respetando sus culturas, y en nuestro caso el pais de las sonrisas seguro que merecera la pena conocerlo.
    Particularmente yo prefiero visitarles sin tengo oportunidad y ayudarles con ello, que pensar que mejor no haya turismo y malvivan en la selva sin ninguna ayuda exterior, que dudo que les llegara ayuda del gobierno.

    Gracias por el blog.

    Respond
  • Jauna 19 octubre, 2014

    Yo he tenido la suertede estar en el poblado y conocí a las mujeres jirafas.
    No nos podemos aferrar a que es una tradición. A lo largo de nuestra historía ( la de la humanidad) ha habido tradiciones que no podría enumerar.
    Lo que no se dice es que esos anillos se les quitan en caso de adulterio con lo que eso conlleva, condenadas a estar siempre tumbadas, pues si intenta incorporarse se decapitan.
    Es una explotación, de hecho solo se les ponían los anillos a las niña nacidas un determinado día de un determinado mes y como cada vez eran menos y con vista al turimo y a vivir a su costa, se le ponen en la actualidad a casi todas las niñas.
    Si no se promoviera este turismo acabaríamos con esta esclavitud en el siglo XXI

    Respond
    • Fran Soler 20 octubre, 2014

      Hola Jauna, la verdad es que este es un debate que trae cola. Yo tb creo que si el turismo no se promoviera esas mujeres no vivirian de esa manera. Saludos y gracias por aportar tu punto de vista!

      Respond
  • Jesus 14 septiembre, 2017

    Me parece una verguenza este post, ya que como se estas mujeres son obligadas a ponerse estas anillas por el gobierno de Tailandia para asi poder servir de atractivo turístico. El gobierno las tiene aisladas en una montaña por decirlo de alguna manera en unas condiciones nefactas y todo para beneficio propio. Ya que por ponerse las anillas el gobierno le ofrece esas “casas” y asi sigue el gobierno aprovechandose del turismo a costa de estas personas. ¿De verdad crees que es bueno pagar por ver la humillación que reciben estas personas? piensalo bien antes de escribir las cosas. Que quede claro que son esclavas del gobierno tailandes y lo hacen para poder vivir y cuidar de sus hijos.

    Respond
    • Fran Soler 14 septiembre, 2017

      Hola Jesús, gracias por el comentario. Escribí el post hace bastantes años y ya dejé claro en él que no me gusta que sean una atracción de circo. Un saludo

      Respond

Escribe un comentario