Viaje a Tailandia: DÍA 3 BANGKOK: Palacios y rascacielos

El palacio por fuera
A las 8 de la mañana nos recogen en el hotel para irnos hacia el Palacio Real y Wat Po, el buda reclinado. Esta es la única visita que tenemos incluida en Bangkok.

Este palacio fue la antigua residencia del Rey y ahora es uno de los monumentos más visitados y venerados de toda Tailandia. Nos quedamos maravillados por su majestuosidad y opulencia. Aquí está todo hecho para que el visitante se quede con la boca abierta. Y a fé que lo han conseguido, y con creces. Aquí contemplamos el buda esmeralda o Wat Pra Keow, la imagen de buda más venerada de Tailandia.


Wat Phra Keow o buda esmeralda

Además de entrar en otros templos y de contemplar su maravillosa arquitectura pudimos ver como se realizan las distintas ofrendas.


Aquí no se puede ir vestido de cualquier manera. Las mujeres no pueden ir enseñando los hombros y hay que llevar pantalón largo. Tampoco se puede entrar en chanclas de la playa aunque yo ví a mas de una así. Es importante que el calzado sea cómodo y fácil de quitar ya que hay que descalzarse varias veces para entrar en los distintos templos.



Nuestra guía Ho no paró de dar explicaciones de lo que veíamos y la pobre también hizo de fotográfa porque el sitio da mucho juego para hacer fotos ( yo hice más de 50 fotos). Nos encantó el Gran Palacio, es una visita imprescindible.

De allí nos dirigimos al Wat Po, otro famoso templo que está a muy poca distancia del Palacio Real. Salimos y compramos agua por 20 baths. Estamos sudando mucho y la furgoneta nos recoge. Nos dan unas toallitas húmedas muy fresquitas y nos refrescamos un poco. Se agradece tanta atención. En dos minutos estamos en el templo del Buda reclinado( Wat Po) una de las estatuas más bellas que he visto.


Es una estatua 46 metros de largo y 15 de alto que representa a Buda en estado de nirvana. Está hecho de ladrillo y argamasa cubiertos por pan de oro y sus pies están hechos de nácar con incrustaciones de madreperla.


Wat Po o buda reclinado

Después de las correspondientes fotos, justo detrás, hay 108 vasijas en las que se pueden echar monedas. Por 20 baths te dan un cuenco con muchas monedas pequeñas. Dicen que se cumplen los deseos de quien deposita una moneda en cada una de las vasijas. El tintineo de toda la estancia nos acompañó durante nuestra visita.


También está aquí la escuela de masaje tradicional tailandés además de otras estancias que visitamos maravillados. Es otra de las visitas que no se deben perder.

Vista del Wat Po

Después de estas dos visitas espectaculares nos llevan a ver una fábrica de gemas con certificado original. Está incluido en el circuito y no tenemos más remedio que entrar. Lo mejor: una cerveza que nos dan al principio. Ninguno picamos y no sería por insistencia del abundante personal de la fábrica. Esto es lo malo de ir en un circuito organizado.

Pasada una media hora nos dirijimos a la torre Baiyoke para almorzar, el edificio más alto de Bangkok con 310 metros de altura. Nos lo ofreció la guía y por no dejar a las otras parejas nos fuimos con ellos. Hay un hotel, restaurante , un mirador espectacular y muchos objetos típicos de Tailandia para hacerse fotos. http://www.thailandguidebook.com/baiyoke.html

Las vistas son impresionantes y te das cuenta lo grande que es Bangkok y lo pequeño que es uno. Nos cuesta 700 bath por persona( más caro que por ir solos) y es un buffet con mucha variedad. Hay comida tailandesa, china, japonesa, sección de marisco, comida internacional, muchos postres y bebida incluida( cerveza aparte). No estuvo mal, aunque la calidad del buffet es más bien normalita( al menos para mí gusto).

Una vez comidos decidimos quedarnos allí en lugar de ir al hotel. Nos habían dicho que debajo de la Torre había muchas tiendas . Venden al por mayor y si te llevas mucha ropa los precios son mejores pero también puedes comprar ropa suelta. Intentamos regatear pero no hubo forma.

Salimos a la calle y ya echamos de menos el aire acondicionado. Somos 6 y decidimos ir a MBK. Andando ni se nos ocurre y decido negociar un taxi (con meter por supuesto). Pero muchos taxistas prefieren no ponerlo y acordar una tarifa. Nos dice que nos monta a los 6 por 40 bath pero que hace una parada en una tienda y luego nos lleva a MBK. Le digo que no, que sin parada. 150 bath los 6. Al final nos montamos 6 en el taxi y un policía es el que cierra la puerta casi a presión( ver para creer). Vamos apretados pero con aire y nos evitamos coger 2 tuk tuk.

Después de 2 horas de paseos y compras decidimos irnos al hotel en el Skytrain ya que a las 7 tenemos una cita con nuestra guía: nos va a llevar a un ping pong show a petición nuestra.


El moderno Skytrain

Nos costó 600 baths con una consumición pero no creo que merezca la pena contar esta aventura , o más bien desventura, ya que de artístico no tuvo nada( ya nos avisó la guía). Una mezcla de asombro, pena y verguenza nos invadió al final del show. Desde luego no voy a repetir y no lo aconsejo porque no es muy agradable.

Eran las 9 y se acercaba una cita muy esperada: La cena en el restaurante Sirocco, en el hotel Lebua. Una pasada de hotel y de edificio y nos trataron como reyes (así da gusto).
http://bangkok.lebua.com/


Cúpula dorada de Sirocco
http://www.thedomebkk.com/sirocco/sirocco_home.htm
http://www.breezebkk.com/


¡Menudas vistas!

Una maravilla de sitio, alucinante y espectacular. Nos quedamos sin palabras al subir a las alturas y ver Bangkok iluminado. Primero nos tomamos una copa en Breeze, restaurante de comida fusión tailandesa en la planta 51. Tomamos dos Mai Thais por 894 baths ( 17 euros).


Pasarela de entrada a Breeze

Sé que es caro pero merece la pena y mucho. De allí subimos al Sirocco, en la planta 63 con capacidad para 150 personas. También hay un barra que cambia de color para tomarte una copa.
Mucha gente sólo sube para tomarse una copa. Es otra opción si andais mal de presupuesto.

El restaurante de comida mediterránea nos gustó muchísimo. El trato fue exquisito y las vistas inpresionantes. Hay música en directo y el ambiente es realmente agradable. Aquí os pongo la carta: http://www.thedomebkk.com/sirocco/sirocco_food_ala.asp

Ensalada Sirocco, cerdo Niemans, pechuga de pollo, 2 singhas, agua y coca cola.Todo muy bien presentado y acompañado. El precio es lo de menos porque volvería a repetir sin dudarlo. Unos 120 euros la pareja. Si quereís sorprender a vuestra pareja o disfrutar de maravillosas vistas, este es el lugar perfecto. Hay que visitar este lugar si vas a Bangkok.


Las vistas son de impresión

Después de cenar nos quedamos un rato toamando unos mojitos. No nos queríamos ir de allí. A la 1:30 éramos los últimos y no tuvimos más remedio que irnos de ese espectacular lugar.

Nos quedamos con un gran recuerdo de esta noche inolvidable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aun no hay comentarios

Escribe un comentario