Viaje a Tailandia: Dia 9, Chiang Mai

Hoy nos levantamos a las 8 y desayunamos bien. Toca aventura en la selva y nunca mejor dicho porque está lloviendo y todas las actividades serán al aire libre: vamos al campo de adiestramiento de elefantes de Mae Ta man para contemplar sus habilidades y pasear en ellos.

Guindillas de todo tipo

Aperitivos variados

Después de un rato en coche paramos en un mercado local a comprar unos chubasqueros y ver sus productos. Vemos muchos insectos fritos, carnes y pescados de todo tipo y yo me atrevo a probar una especie huevo rosa que tiene dentro una gelatina con sabor un poco raro. El mercado es muy auténtico y no hay turistas, sólo nosotros y nuestro guía explicandonos todo lo que allí hay. Salimos de allí sorprendidos de la comida que hemos visto.


Huevo rosa de gelatina

Seguimos nuestro camino y llegamos al campo de adiestamiento. Allí hay bastante gente y nos sentamos a ver el show de los elefantes. Hacen de todo: desde jugar al baloncesto y al fútbol hasta pintar un cuadro. Creo que pintan mejor que muchos humanos.


Jugando al fútbol


La obra de arte

Nos quedamos perplejos con tanta habilidad. Se ve que tratan bien a los elefantes y al terminar podemos tocarlos y subirnos en ellos previa propina de 50 baths que coge el animal con su trompa. Nos vamos a dar el paseo y compramos bananas y caña de azúcar para dar a nuestro amigo. Impresionante el paseo por la selva y cómo se mueve el paquidermo por esos senderos.

Dura 45 minutos y acabamos encantados y empapados.Nos bajamos del elefante (propina al cuidador por su buen hacer) y nos recoge un carro de bueyes para llevarnos de vuelta al punto de partida. Después nos vamos al río para dar un paseo de una hora en balsas de bambú. Vamos muy despacio y podemos contemplar el verde paisaje y gente en elefante paseando.


Una vez terminado nos recogen y nos llevan a comer a un vívero de orquídeas. ¡Otra vez tortilla de patatas!. No entiendo porqué nos ponen tanto esto. Me hubiera gustado comer más thai en el circuito pero se ve que los españoles somos delicados para la comida.

Después de comer nos vamos para Chiang Mai. Tenemos la tarde libre hasta la cena que será a las 21.30.Aprovechamos para ir a la piscina y para hacernos un masajito en el spa del hotel Imperial Mae Ping. Aunque más caro que los de la calle merece la pena por la calidad: 1800 baths ( 30 euros) por 2 horas y media. Muy bueno. Es un masaje relajante con aceites aromáticos y no es nada doloroso.

Cenamos en Le Bistrot, resturante del hotel Suriwongse, en el mercado nocturno. Ensalada, sopa de cebolla y bistec igual de hecho para todos a pesar de preguntarnos. No estuvo mal pero otra vez fue comida europea. ( En Phuket no pienso comer nada de aquí).
Y después al mercado nocturno a rematar las compras. Llevamos tanto que compramos una maleta mediana rígida por 1700 baths ( unos 30 euros) y algunas camisetas para regalar en España. Sigue lloviendo un poco pero aquí el mercado abre aunque nieve o truene. Nos vamos al hotel a tomarnos unas cervezas antes de irnos a la cama.

El norte nos ha encantado y hemos notado mucho contraste con la agitada Bangkok. Aquí se vive más tranquilo y se respira otro ambiente mucho más saludable. Al día siguiente nos vamos para Phuket a descansar de tanto ajetreo y visitas. Falta nos hace.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 Comentarios

  • melina 22 diciembre, 2013

    hola!! estoy por ir a chiang rai y chiang mai.. tengo solo un dia en chiang rai y dos en chiang mai.. que me recomiendan hacer??
    tengo los vuelos y los hoteles.. pero no traslados? los saco ahi o ya los contrato desde aca???

    Respond
    • Fran Soler 23 diciembre, 2013

      Hola melina, entre ambas ciudades hay unas 3 de carretera por lo que el taxi olvidalo. El autobus es mejor opcion. Te paso horarios y precios: http://bus.greencorporatethai.com/en/customer-service/bus-schedules/ pero si prefieres un traslado privado te aconsejo lo dejes contratado desde casa para evitar problemas y pérdidas de tiempo. Saludos y buen viaje

      Respond

Escribe un comentario