Que ver y hacer en Amsterdam

La mágica Ciudad de Amsterdam combina sus extensos canales y numerosos puentes con la original arquitectura de los siglos XVI y XVII concentrados en una pequeña superficie. Amsterdam es una ciudad abierta y tolerante, combina una gran oferta cultural y recreativa para todos los gustos.
Estuvimos 5 días en navidades y tuvimos tiempo sufiente para ver lo más importante de la ciudad y disfrutar de su encanto.


La céntrica Plaza Damm

Amsterdam significa el “dique del Amstel”, es la capital constitucional de Holanda y desde el siglo XVII un importante centro financiero y cultural.Actualmente Amsterdam esta asentada en decenas de islas unidas por centenares de puentes, todas las construcciones tienen su fundación sustentada por pilotes o estacas de madera, actualmente se los reemplaza por hierro y hormigón, enterrados a decenas de metros de profundidad a través de la turba y la arena hasta tocar el sustrato arcilloso. Los canales de Amsterdam son una forma de controlar el agua dividiendo el cauce del río Amstel en numerosas vías navegables y a su vez son una constituyen una excelente red de transporte y comunicación.

La Historia de Amsterdam tiene muchos capítulos dramáticos, el más reciente fue la ocupación nazi por cinco años durante la Segunda Guerra Mundial. En ese período fueron deportados decenas de miles de ciudadanos de religión judía desde Amsterdam hacia los campos de concentración y exterminio, pocos sobrevivieron, y muy pocos regresaron a la ciudad. La Casa de Ana Frank ha quedado como testimonio del Holocausto.

La oferta cultural es muy extensa encontrando más de 50 museos, entre ellos el de Van Gogh, Anna Frank y Rijksmuseum ( ¡hasta un museo del sexo!). He aquí sus páginas web:
http://www.rijksmuseum.nl/
http://www.vangoghmuseum.nl/
http://www.annefrank.org/content.asp?pid=1&lid=4
http://www.sexmuseumamsterdam.nl/index2.html

Moverse por Amsterdam es fácil ya que hay una buena red de tranvías, autobuses y metro además de los tradicionales bicicletas. Y, por supuesto, nuestras piernas. El patear una ciudad es imprescindible para cualquier buen viajero que se precie.

Como estoy escribiendo sobre Amsterdam casi de memoria, ( fuimos en Diciembre de 2006) pondré algunos lugares que vimos, de entre la gran cantidad de cosas que se pueden hacer. He aquí una muestra de lo que visitamos:

– Museos. Van Gogh. Me gustó mucho. Cogimos una audioguía y te explican los cuadros más importantes de sus diferentes etapas. Sólo para ver cuadros como éste merece la pena.


La habitación en Arlés. 1889

-La casa-museo de Anna Frank . Sales de allí con una mezcla de osombro, lástima e indignación ante lo que pasó esa familia, una de tantas miles que sufrieron este drama. Impresiona ver ” la casa de atrás” donde se escondieron durante 2 años de los nazis.

Entrada secreta a la casa de atrás
Museo del sexo. Nos sobró tiempo y entramos más por curiosidad que por otra cosa. Está claro que hay museos más interesantes pero nos reímos un rato viendo artilugios, fotos y demás guarrerídas.– Paseo por los canales de una hora. Lo cogimos en la calle Damrak. Vimos varios precios y elegimos. El paseo es muy bonito y merece la pena hacerlo
Puente desde la barcaza-
Entramos a un coffee shop a tomarnos algo pero nos tuvimos que salir debido al ambiente cargado de todo lo que ustedes saben. Además no hay cervezas, solo agua,zumos y refrescos. Total, que al que le guste el tema se va a aburrir de fumar de todo.

 El inconveniente de ir fumado es que no sabes si estás en Amsterdam o en Pernambuco. Allá cada cual, no seré yo el que diga como se tiene que disfrutar en Amsterdam. Nosotros, gente cervecera, pero muy sana, nos dimos un festín de cerveza de los buenos.
– Uno de los días contratamos con Keytours. Damm 19, una excursión a un gran mercado de flores, Rotterdam, Delft, La Haya y Madurodam (Holanda en miniatura). La excursión, sobre los 35 euros, es un poco larga y se ve casi todo desde el autobús. Comimos en Delft bastante bien. El restaurante se llamaba Willem van Oranje o Guillermo de Orange( principe que se unió a la rebelión contra los Españoles). A lo que vamos: no dejeis de probar los pancakes holandeses, crepes con todo tipo de condimentos. También probé la sopa de guisantes o Erwtensoep, famosa en estos lares y uno los platos más antiguos de la cocina Holandesa. Me gustó muchísimo.


Pancake de queso y jamón ( en mi tierra pizza fina)

– Hablando de restaurantes ahí van dos recomendaciones si estás en Amsterdam y eres atrevido culinariamente hablando:
Un indonesio para chuparse los dedos : Kantjil & de Tijger . Spuistraat 291-293. Muy bien de precio, excelente comida y ambiente super fashion. Por favor, probar el gado gado ( que pica bastante) y el nasi goreng( arroz frito indonesio ). Y mucha cerveza para suavizar el picante.

Aquí pongo la dirección por si algún atrevido quiere echar un vistazo.
http://www.kantjil.nl/restaurant.htm

Un japonés magnífico y a muy buen precio. Situado en pleno barrio rojo. Eat mode. Zeedijk 105-107.
http://www.eatmode.com/nl/amsterdam/ie_eatmode.html Tuve la suerte de arriegar y probar una sopa con algo así como cerebritos que estaba estupenda y unos noodles con pollo riquísimos. todo ello acompañado de cercveza Tailandesa Singha, una de mis favoritas. He aquí las fotos.

– Pasear por Amsterdam es una maravilla a la vez que un peligro para los que no estamos acostumbrados a tantos medios de transporte. Sino es el tranvía es un coche y sino, una bicicleta. Los carriles bus fueron una pesadilla todo el viaje. Si el tiempo lo permite aconsejo alquilar unas bicicletas para dar un paseo por la ciudad.

– Debido al frio decidimos entrar al museo Heineken. No es muy cultural pero pasamos un rato agradable aprendiendo como empezó esta marca de cerveza. Para colmo te dan unas fichas para ir canjeando por cerveza recién hecha en las barras que te encuentras por el museo. Yo, amante empedernido de la cerveza, acabé con un puntillo muy simpático. (Los demás también).Desde aquí doy las gracias a la persona que hizo posible esto: un camarero de Melilla que nos dió cervezas gratis a espuertas.


Museo Heineken

Compras: En Navidad hay mucho ambiente y tiendas por todos sitios. Desde la plaza Damm hay muchas calles comerciales en la que hay de todo. Apuntate estas:

Centraal Station, Damrak, Rokin, Muntplein, sobre estas calles se hallan locales con recuerdos de todo tipo para los visitantes de Amsterdam, también joyerías, centros comerciales, casas de cambio, comidas al paso, bares y restaurantes.
Nieuwendijk y Kalverstraat son las calles más concurridas por la cantidad de locales con buenas marcas y que cubren inclusive las calles laterales.

– Y que decir del famoso barrio rojo, donde miles de turistas ojean sus escaparates vivientes y sus sex shops. Aquí hay calles para todos los gustos sexuales: rubias, asiáticas,de color, gorditas, travestis,,, y un penoso etcetéra de calles orientadas al sexo.

Escaparates del famoso barrio rojo

– El alojamiento aquí no es problema, desde un albergue para compartir habitación hasta un gran hotel como el Intercontinental Amstel Amsterdam, que el módico precio de 600 euros puedes pasar una noche. Nosotros, más modestos, nos alojamos en el NH City Centre, muy cerca de la plaza Damm. Muy bien de precio y de situación excelente. Lo recomiendo.
Además de lo relatado, no te pierdas el mercado de las flores y sus coloridos puestos, el barrio rojo con sus escaparates humanos, la Leidseplein , una plaza con mucho ambiente,Vondelpark, un parque estupendo, , la estación central…


Amsterdam desde el canal.

Por supuesto se pueden hacer muchas más cosas en Amsterdam. Pero tendreís que comprobarlo vosotros mismos. Esto es solo un pequeño relato de mis andanzas por esta bonita ciudad. Ya sabeís, viajad mucho, a cualquier lugar. Como dijo Jardiel Poncela: “Viajar es imprescindible y la sed de viaje, un síntoma neto de inteligencia.”

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 Comentario

Escribe un comentario