Mandalay y Amarapura: tradición y misticismo en el corazón de Myanmar

Después de haber viajado a varios países del sudeste asiático tenía claro que iba a Myanmar en busca de algo distinto, un lugar puro y no muy explotado donde encontrar cultura propia, autenticidad y experiencias únicas. Y en la antigua Birmania he encontrado lo que buscaba a pesar de que se está abriendo al turismo a pasos agigantados con todo lo que supone la llegada del visitante y de los ansiados dólares. En nuestra guía de viaje a Myanmar os conté de forma resumida como organizar el viaje, que lugares visité o donde dormí y hoy me toca empezar a contaros lo que hemos vivido en este encantador país del sudeste asiático. Mi entrada al país fue por la mística Mandalay, una ciudad grande y aparentemente insulsa pero con unos alrededores llenos de templos, pagodas y lugares interesantes. mandalaay19

Llegada a Mandalay

Nuestra entrada a Myanmar fue por el pequeño aeropuerto internacional de Mandalay, que nos recibió con varios apagones de luces mientras esperábamos en la cola para presentar nuestra visa, previamente sacada por internet a precio de 50 dólares. Para entrar al país hay que pasar por caja. Ya en aeropuerto, lo primero que hay que hacer es cambiar dólares por kyats, la moneda local en alguna casa de cambio (compara antes los cambios). Pero ojo que los dólares o euros deben de estar impecables o los rechazarán, se ve que no les gustan ni arañazos, ni pequeños cortes ni manchas de bolígrafo. Una vez con un buen manojo de kyats ( 1 euro= 1500 kyats), nos fuimos a buscar como ir del aeropuerto a la ciudad de Mandalay. Hay una gran caseta para los taxis con precios oficiales y el traslado en minivan al centro de Mandalay sale a 4.000 kyats por persona ( menos de 3 euros). Nuestra minivan tardó en irse porque había un asiento libre y esperamos a que un monje, bien serio y con maletín, ocupara el asiento que quedaba sin pagar un kyat ( aquí los monjes no pagan y son reverenciados). Por supuesto al llegar a la ciudad al primero que dejaron fue al monje. mandalay1

Consejos para cambiar dinero en Myanmar: billetes nuevos sin rasguños, a ser posible billetes grandes que tienen mejor cambio que los pequeños y en el aeropuerto el cambio es bastante bueno. 
 mandalay5

Como teníamos reservado dos noches en el Kaunt Mint Hotel, allí que nos dejaron. Un hotel básico pero limpio ( 27 dólares la habitación doble) y con un personal extremadamente amable y servicial, además de un buen desayuno buffet con vistas a los tejados de la ciudad. Os lo recomiendo. mandalay2

Mandalay, antigua capital

Según la leyenda, Buda visitó la colina de Mandalay reencarnándose en un pollo, algo realmente sorprendente. Lo creáis o no, la antigua capital de Myanmar y segunda ciudad del país, tiene bastantes atractivos para el visitante, entre ellos ser mucho menos caótica y ruidosa que Rangún y ser la capital cultural del país. La ciudad no es bonita, la verdad, y está diseñada en forma de cuadrícula con grandes calles, todas muy parecidas unas a otras y numeradas por lo que andar por ellas en verano es una verdadera tortura por el calor. Salvo algunos puntos interesantes como pagodas, barrios de artesanos y el Mandalay real, creo que lo mejor de esta parte del centro de Myanmar son sus interesantes alrededores con 4 antiguas capitales reales. mandalay16mandalay15

Como moverse: autobuses locales y taxis

Las primeras horas en un país suelen ser distintas y algo caóticos hasta que te acostumbras y realmente te das cuenta que “tienes que cambiar el chip”. Aquí en Mandalay me sorprendió lo poco que está preparada para el turismo ( y eso me encanta), ya que no había manera de encontrar taxi ( que por otro lado tampoco llevan ningún distintivo). Queríamos ir a reservar el barco lento a Bagan y nos costó dios y ayuda llegar a comprar los tickets.


Después de mucho andar y sudar, nos paramos a esperar un taxi que no llegaba y una anciana monje nos paró una camioneta-autobús llena de locales y por señas, casi nos obligó a subir. Toda una experiencia verte rodeado de paisanos con un revisor dando gritos a cada esquina para captar clientes. Después de varias vueltas por la ciudad casi nos dejó en el mismo lugar donde estábamos….

Usar la furgoneta-bus fue toda una experiencia.

Usar la furgoneta-bus fue toda una experiencia.

Por suerte apareció un taxista musulmán, listo como el sólo, que vio en nosotros el negocio del día. Regateamos lo que pudimos pero aún así, salió ganando al llevarnos a las taquillas del barco lento y después a la colina de Mandalay, uno de los lugares más mágicos de la ciudad. mandalay10

El Mandalay real

  • La colina de Mandalay, apenas 230 metros de altura, es el mejor lugar para obtener unas buenas vistas de la ciudad y para admirar estupas, pagodas y templos como el del palacio dorado          ( Shwenandaw Kyaung). En la Kyauktawgyi Paya hay un buda de 900 metros y 9 de altura tallado en un solo bloque de mármol. Curioso que para subir sus escaleras haya que descalzarse hasta de los calcetines, nada de pies tapados. Los jóvenes monjes que hay en la colina dan colorido al lugar y muchos locales intentan practicar inglés con los turistas que allí subimos. Mi consejo es que vayáis por la tarde para ver un precioso atardecer. mandalay11mandalay14mandalay12
  • Foso y muro de la fortaleza. 70 metros de ancho de foso y más de 6 km de muros de 8 metros de alto forman un gran cuadrado en torno a la antigua fortaleza de la ciudad.
  • Palacio de Mandalay. En el interior de la fortaleza se encuentra el palacio real de Mandalay con más de 400 edificios de madera, un museo o la sala de trono aunque hay zonas que los extranjeros no podemos pisar.

    Palacio real de Mandalay. Imagen de wikipedia.

    Palacio real de Mandalay. Imagen de wikipedia.

  • En el centro de la ciudad, grande y destartalado hay lugares interesantes como el mercado de jade, el barrio de los orfebres y bastantes templos y pagodas. Lo peor es que todo está bastante alejado y moverse a pie resulta tediosos por lo que mi consejo es que negocies un taxi y os quedéis con él todo el día. IMG_9136_2
  • Otras visitas  interesantes en Mandalay son la Colina de Yankin, el Buda delgado ( calle 60-62) o el mayor monasterio de la ciudad, Ma Soe Yein Kyaung ( calles 87-88).

Reservamos el barco lento a Bagan

Hay varios barcos que recorren el rio Irrawady entre Mandalay y Bagan con precios que varían según la duración y las comodidades del barco. Nosotros decidimos pagar menos a cambio de vivir una experiencia más auténtica y nos fuimos a Bagan en un barco lentísimo en una travesía de algo más de 14 horas rio abajo. El precio fue muy bueno y la travesía un verdadero master en vida y costumbres del pueblo birmano. Mandalay slow boat

Para comer en Mandalay

Tampoco está preparada para el turismo en este aspecto y al ser una ciudad de largas calles y todas iguales, nos costó encontrar lugares para comer. ¡Los edificios y los negocios son tan parecidos!. La comida birmana no me ha encandilado, la verdad y creo que no es el principal reclamo para viajar a este pais. Menos mal que hay bastantes variedades de cocinas de otras países cercanos. En el hotel nos recomendaron un restaurante chino cercano, Aun Ling Restaurant ( 30 th con la 80 th), y los jóvenes camareros enloquecieron cuando vieron que iban a practicar su inglés. A esta gente se le ve con una ganas locas de agradar al visitante y de aprender el idioma universal. La comida china bastante buena y casera por algo memos de 8 dólares ( ojo con la cuenta que la hicieron en inglés con mucho mimo. Adjunto foto). mandalay4mandalay3

Un local de los que hacen época fue nuestro lugar para almorzar otro día: Mann restaurant ( 82 th con la 36 th), cocina birmana casera de precios aceptables y cocina que mejor no me quiero imaginar. Algo sucio, unos baños dignos de cualquier película de serie B y unos platos de sabor, digamos que diferente. No me gustó mucho, la verdad. mandalay18

Para tomar cervezas hay bastantes puestos y bares de comida casera y precios muy asequibles donde mandan las barbacoas donde se pone todo tipo de carne de dudosa procedencia. Una de las cenas si que fue estupenda en Thai Min Thar ( 81 street), un restaurante Tailandés elegante con carta en inglés y con platos de mucho sabor. Se paga un poco más que la media pero la comida estaba exquisita. mandalay31

Y si tenéis mono de café y os apetece probar uno bien rico, en Nova Café ( 37th con la 80th) los hacen de maravilla a precios occidentales, eso sí. El local está montado con gusto a modo europeo y el servicio, como siempre en este país, es extremadamente amable.

¡Tortillitas de camarones en Mandalay! Algún gaditano las exportó...

¡Tortillitas de camarones en Mandalay! Seguro que algún gaditano las exportó…

El libro más grande del mundo se encuentra en la Kuthodaw Paya y consta de 729 losas de mármol inscritas. 

Amarapura y el puente U-Bein

Quizás de los mayores atractivos de Mandalay sean sus alrededores, repletos de interesantes localidades con restos de antiguas capitales como Inwa, Sagaing, Mingún o Amarapura, de la que os hablaré hoy. Si vas por esta zona con tiempo, cada día podrás visitar algunas de estas localidades cercanas. Amarapura, a pocos kilómetros del centro de Mandalay, fue la penúltima capital de Myanmar y significa ” ciudad inmortal”. A partir de 1857 el Rey Mindón trasladó los edificios de palacio 11 km más al norte ( se ve que eran bastantes supersticiosos…).mandalay20

Para llegar a Amarapura, o te alquilas unas bicis y pedaleas con el asfixiante calor o te tocará negociar un taxi que te esperará para traerte de vuelta a la ciudad. Creo que es la mejor opción. IMG_9489

Pero además, Amarapura tiene algo que la hace única y muy especial: el puente de madera (de teka) más grande del mundo que cruza el lago Taungthaman. El puente U-Bein, con más de 1.300 metros de longitud es increíblemente resistente y se curva de forma asombrosa para llegar al otro extremo del lago. Es uno de los lugares más fotografiados de todo Myanmar y un paseo por él es toda una experiencia donde se cruzan monjes, vendedores de souvenirs, pescadores o chavales que hacen saltos acrobáticos al agua desde la barandilla del puente. IMG_9516mandalay27
mandalay21

A ambos lados del puente hay poblados pero los monumentos están un poco alejados y a pie cuesta encontrar las pagodas y monasterios budistas. Pero no hay problema porque tu amable taxista te llevará donde tu quieras previa ardua negociación. Mucha gente alquila una barca para pasear por el lago pero nosotros sólo paseamos tranquilamente por el puente, haciendo tiempo para ver el atardecer pero ese día el cielo no tenía ganas de regalarnos una postal de ensueño así que nos conformamos con un atardecer grisáceo y tristón. Aún así nos fuimos de allí encantados y con la sensación de haber conocido un lugar único en el mundo….. mandalay29

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Aun no hay comentarios

Escribe un comentario